García Padilla pide respaldo de todas las ideologías

11/04/2012 | 03:18 p.m.
García Padilla caminó por plataformas que lo acercaron a sus seguidores para proclamar su compromiso de brindar un gobierno de inclusión y pluralidad.(tonito.zayas@gfrmedia.com)  
Ante miles de populares solicitó bajar las banderas partidistas y subir las banderas de Puerto Rico.

El candidato a gobernador del Partido Popular Democrático (PPD) hizo hoy, domingo, un reclamo patriótico para que gente de todas las ideologías lo respalde en su intención de dirigir al país.

Ante miles de populares congregados en las inmediaciones del Centro de Convenciones, García Padilla solicitó bajar las banderas partidistas y subir las banderas de Puerto Rico, al recalcar la importancia de unidad de todos los puertorriqueños.

"Vamos a levantar la bandera de Puerto Rico, la que nos une a los estadistas, a los estadolibristas y a los independentistas, esa bandera con la que vamos a votar, con Puerto Rico en el corazón, que es nuestra conciencia", sentenció García Padilla.

El reclamo marcó un multitudinario acto de cierre de campaña de los populares en el que García Padilla, junto a dos niños, y luego junto a sus tres pequeños hijos dramatizó la importancia del voto el próximo martes e insistió que él, su equipo y su programa de gobierno cambiarán el derrotero del país por una ruta positiva.

"Rescatemos a Puerto Rico... Vamos a unirnos en un solo país para adelantar las causas de todos, de los estadistas, de los independentistas y así poner primero la gente", puntualizó García Padilla, al tiempo que una lluvia de confeti marcó el fin del evento de avivamento a un día de los comicios generales.

"Dios los bendiga, que Dios bendiga a Puerto Rico", agregó al fundirse en un abrazo con su esposa, Wilma Pastrana, así como con el alto liderazgo del PPD que lo acompañó en el momento crucial de su aspiración por convertirse en gobernador.

Alejándose del podio ubicado en la parte central de la tarima, García Padilla caminó por plataformas que lo acercaron a sus seguidores para proclamar su compromiso de brindar un gobierno de inclusión y pluralidad.


En su discurso, García Padilla criticó la política de privatización del gubernamental Partido Nuevo Progresista (PNP) y aludió a la necesidad de mejorar las condiciones laborales de empleados públicos, como los maestros y los policías.

Destacó la importancia de proteger la independencia judicial. Además, recriminó políticas de la administración de Luis Fortuño en contra del Colegio de Abogados, el Ateneo Puertorriqueño, así como la falta de protección a las mujeres embarazadas o jefas de familia y los jóvenes universitarios.

"El rescate de Puerto Rico no es opción, es un deber que no vamos a eludir", dijo un tanto ronco, a la vez que exclamó: "¡Qué bien se ve un pueblo que se congrega a la luz de sol, la luz que limpia, que purifica, que rompe con la oscuridad!".

El señalamiento pareció una alusión indirecta al evento de cierre del PNP, que se produjo al atardecer del sábado y se prolongó hasta horas de la noche.