García Padilla y su esposa viajaron en clase económica

01/22/2013 | 02:06 p.m.
Desde que se convirtió en gobernante, Alejandro García Padilla hace fila en los lugares que visita. (Archivo)  
La información fue confirmada por el portavoz de prensa del gobernador, Jesús Manuel Ortiz.

Alejandro García Padilla parece haber implantado una nueva tónica en su gobierno.

Desde que se convirtió en gobernante, hace fila en los lugares que visita y viaja en clase económica.

 “Estoy en el mismo vuelo que va el Gobernador de PR @agarciapadilla y va en clase económica. Que no quepa la duda!!! Ya nos saludamos!”, tuiteó Joenuel Lebron?, quien se identifica como trompetista del cantante boricua Marc Anthony.

 “Es más, el va bien atrás del avión y yo más al frente. Jajajaja”, dijo el músico, quien cuestionó las razones por las que otros usuarios de Twitter no le puedan creer que viaja junto al gobernador en el área de menor costo.

La información fue confirmada por el portavoz de prensa del gobernador, Jesús Manuel Ortiz.

 "Si, es cierto. Veníamos el gobernador, la primera dama (Wilma Pastrana) y parte del equipo de trabajo (un asesor del gobernador y agentes de seguridad). El gobernador siempre ha sido enfático que hay que usar los recursos del Gobierno bien y eso empieza por él", precisó a este diario.

García Padilla regresó a media tarde de hoy a Puerto Rico, procedente de Washington, DC. Allí estuvo por varios días participando de los acto de juramentación del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama.

La semana pasada García Padilla también sorprendió al hacer una larga fila para donar sangre en un evento que realizaba la Cruz Roja en el Coliseo Roberto Clemente. Hay que recordar que también creó problemas técnicos a las televisoras cuando decidió hacer fila en el colegio electoral en el que emitió su voto en Caguas, durante las pasadas elecciones generales.

 En la campaña electoral, García Padilla fue atacado por sus contrincantes del Partido Nuevo Progresista (PNP) por un viaje que realizó a Dubai y el cual fue pagado por fondos públicos. Trascendió que el costo fue de $10,000.