Ilegales las acciones de Cintrón, según Báez Galib

08/29/2008 |07:11 a.m.
Eudaldo Báez Galib. (Archivo)  

El senador Eudaldo Báez Galib sostuvo hoy, viernes, que es ilegal que una persona que tiene un contrato con el Senado haga gestiones de cabildero con la Asamblea Legislativa.

"Sí, lo es (ilegal)... La ley establece que hay que registrarse como cabildero", sostuvo sobre las denuncias del senador Jorge De Castro Font de que Angel Cintrón, director de campaña de Luis Fortuño, le refirió al final de la pasada sesión una lista de proyectos que tenían que aprobarse y que beneficiaban a sus clientes.

Cintrón tiene un contrato con el Senado que le impide representar profesionalmente a cualquier persona natural o jurídica que tenga interés en algún asunto bajo la consideración de la Asamblea Legislativa.

Según Báez Galib, Cintrón "pudo haber renunciado a su contrato y registrarse como cabildero".

Añadió que el Senado es el llamado a tomar acción por las violaciones al contrato legislativo y al registro de cabilderos.

De Castro Font hizo las declaraciones contra Cintrón luego que Fortuño, quien preside el Partido Nuevo Progresista (PNP) y es su candidato a la gobernación, le pidiera que entregara su candidatura al Senado por acumulación a causa de los tres allanamientos federales en contra del legislador.

A juicio de Báez Galib, parece que "Jorgito tiene un arsenal de municiones bastante amplio... Algo me dice a mí que esto se está poniendo incómodo para mucha gente".

El sábado, las autoridades federales allanaron la oficina legislativa y el apartamento de De Castro Font, así como una gasolinera donde se abastecen sus vehículos oficiales y de campaña.

El martes, el legislador también lanzó un acalorado ataque contra Fortuño y su esposa Lucé Vela, quien es abogada, creando dudas sobre la manera en que levantaron su capital.

El Directorio del PNP atenderá hoy, viernes, una querella de Thomas Rivera Schatz contra el legislador por insultar a Fortuño.

El artículo 82 del reglamento del PNP consigna que toda aquella persona nominada para ocupar o que ocupe un cargo electivo en representación del partido deberá abstenerse de llevar a cabo cualquier acción que desacredite la imagen del partido o de su presidente.