Itzamar Peña prevalece en pleito de difamación contra Kobbo Santarrosa

Por Nydia Bauzá / nbauza@primerahora.com 04/24/2014 |11:30 a.m.
El panel de jueces de apelaciones redujo, no obstante, la suma que reclaman los demandantes por los daños sufridos de $1 millón a $300,000. (Archivo)  
El panel de jueces de apelaciones redujo no obstante, la suma que reclaman los demandantes por los daños sufridos de $1 millón a $300,000.

La senadora Itzamar Peña Ramírez se mostró satisfecha este jueves de que, por segunda vez, se le hizo “justicia” en los juzgados del País al prevalecer en el Tribunal de Apelaciones en el pleito por difamación, libelo y calumnia que radicó contra el titiritero Antulio “Kobbo” Santarrosa, por comentarios emitidos a través de su personaje La Comay en el programa SuperXclusivo que transmitía Wapa TV.

“Una vez más el tribunal me da la razón en el sentido de que hubo difamación con mala intención y maldad, a sabiendas de que lo que se decía era falso”, dijo la legisladora al reaccionar esta tarde a la sentencia del foro apelativo.

Un panel de jueces integrado por Germán Brau Ramírez –juez ponente-, Félix Figueroa Cabán e Irene Soroeta Kodesh determinó que los elementos de malicia real fueron probados. De esta forma, los jueces confirmaron la sentencia emitida en 2010 por la jueza superior Velma González, del Tribunal de Primera Instancia de Bayamón, que falló a favor de dos demandas consolidadas que instaron Peña y su entonces esposo, Marcelino “Papulín” Moyett, y el vicealcalde de Las Piedras, Juan Medina.

La sentencia del Apelativo fue notificada el 21 de este mes y recibida ayer miércoles por los abogados de los demandantes, dijo Ángel Tapia Flores, quien encabezó el litigio.

Los demandantes alegaron que Santarrosa y el animador Héctor Travieso aludieron en varias ediciones del programa SuperXclusivo en el año 2007 a que el hijo que estaba esperando la entonces alcaldesa de Las Piedras no era de su entonces esposo, sino de Medina, exempleado del municipio de Las Piedras conocido como “JJ”.

“Le doy gracias a Dios porque se ha hecho justicia. Ya por segunda ocasión quedó demostrada la maldad”, sostuvo Peña Ramírez, quien fue entrevistada en el Capitolio luego que participó en la sesión del Senado.

“Me duele todo lo que he sufrido, todo lo que pasé en los nueve meses de embarazo. Me duele más ahora que voy a tener que enfrentar a mi niña de cinco años sobre algo que nunca debió haber pasado”, añadió la senadora.

En la sentencia de 48 páginas, los jueces resolvieron que Santarrosa actuó “con grave menosprecio de la verdad” al difamar a la entonces alcaldesa de Las Piedras, señalando que “estaba preñada y que el hijo no era de su marido, sino del vicealcalde a base de un mero rumor emitido por la exesposa de Moyett".

Los jueces indicaron que el propio Santarrosa había admitido en sus programas que no creía en “esa información”.

Aunque determinaron que los elementos de la malicia real fueron probados, los jueces redujeron la suma que reclaman los demandantes por los daños sufridos de $1 millón a $300,000.

Peña reclamaba $250,000, pero el Apelativo rebajó la cuantía a $75,000. A Moyett le adjudicaron $50,000. Mientras, a Medina se le adjudicaron $75,000, a su esposa $50,000 y a sus dos hijos, $25,000 a cada uno.

Sobre la rebaja en la cuantía de los daños, la senadora dijo que "los abogados están evaluando cualquier acción a tomar".

De hecho Tapia Flores dijo que solicitarán reconsideración al foro intermedio por entender que “fueron exageradamente reducidas”.

En torno a la sentencia, Tapia Flores, expresidente del Colegio de Abogados, dijo que el tribunal acogió el planteamiento de los demandantes de que se trató de un hostigamiento mediático.

 “Él (Santarrosa) seguía y seguía con el tema sabiendo que era mentira”, sostuvo el letrado. La abogada Myrna Ortiz representó también a algunos de los demandantes.

El empresario de seguros, Adolfo Krans, quien ganó una demanda por difamación, libelo y calumnia contra Santarrosa, dijo que se trata “de la misma novela con otros personajes del comportamiento festinado que tenía el programa y concluye en los tribunales igual que el nuestro”.

Krans cuestionó la cuantía de los daños “porque en este caso hay un menor (la hija de Peña Ramírez y Moyett) que lo menos que uno espera del tribunal es que envíe un mensaje manteniendo la cantidad adjudicada en el Tribunal de Primera Instancia.

“Los criterios que utilice el tribunal deben responder a la indignación de la sociedad ante situaciones como ésta que requieren más que un regaño, una penalidad severa”, sostuvo el empresario.

 Travieso y Wapa TV fueron codemandados en el pleito.

Este medio intentó comunicarse por teléfono con el gerente general de Wapa TV, Joe Ramos, pero el ejecutivo no devolvíó las llamadas de este medio.

El abogado de Santarrosa, Edgardo Canales Hydrach, tampoco estuvo disponible para reaccionar.

El programa SuperXclusivo salió del aire en enero del 2013, luego de que se creara un boicot en las redes sociales tras unos comentarios insensibles de Santarrosa por medio del personaje de La Comay en los que implicaba que el publicista torturado y asesinado en el 2012, José Enrique Gómez, había provocado en parte su asesinato.

El boicot consiguió que los anunciantes comenzaran a retirar sus pautas del programa que se transmitía de lunes a viernes de 6:00 p.m. a 7:00 p.m.

Finalmente, en enero de 2013, Kobbo Santarrosa abandonó Wapa TV.

Tags

Itzamar Peña La Comaypolitica