Jorge Navarro dejó de vivir en exclusiva urbanización por culpa de la reforma legislativa-AUDIO

Por Primerahora.com 07/18/2013 | 07:27 a.m.
Cuando Jorge Navarro recibía una mensualidad de sobre $1,000 para gastos de transportación conducía “una Infiniti”. (Archivo)  
También cambió su guagua Infiniti por una Explorer.

“Yo tuve que reducir gastos”.

Así lo confesó hoy el representante Jorge Navarro, al hablar de los ajustes que realizó luego de que con la reforma legislativa perdiera el pago de dietas y gastos de transportación que lo hacían devengar anualmente alrededor de $105,000.

Ahora, con solo $73,000 de salario, el representante Jorge Navarro cambió su casa en Los Paseos, un sector exclusivo de Río Piedras, por otro hogar en el que paga $900 de renta. Además, cambió su guagua Infiniti por una Ford Explorer.

Estos “ajustes” fueron descritos por el representante como “un cantazo fuerte” que tuvo que hacer para poder mantener a su familia y pagar los estudios de su hija en los Estados Unidos con el salario anual de un legislador, según confesó en entrevista con Univisión Radio (WKAQ 580).


Navarro explicó que ahora anda en una guagua Ford Explorer, pues “tuvimos que cambiar el vehículo”. Antes, cuando recibía una mensualidad de sobre $1,000 para gastos de transportación, el representante conducía “una Infiniti”.

 “Uno tiene que buscar para poder mantener sus gastos”, precisó, al comenzar a hablar de sus medidas de austeridad.

Agregó que “yo tenía una renta de casi $1,800. Ahora estoy en una renta de $900, cambié. Sí, me mudé. De saque me ahorré casi $1,000. El vehículo, hice los reajustes. Al que le guste el trabajo legislativo, el trabajo como representante, tiene que hacer los reajustes. El que no, tiene que ajustarse o irse, eso es una realidad, o buscar otras alternativas... Si uno no puede mantener los gastos que tenían hace tiempo atrás, pues hace los reajustes”, detalló Navarro, legislador por el precinto 5 de San Juan y Guaynabo.

En sus declaraciones, el representante aceptó que comenzó su carrera como empacador de compras en el 1982 y que terminó como gerente del supermercado Pueblo. Por eso, no dudó en aceptar que si como legislador tiene que buscarse otro trabajo, regresaría a los supermercados.

 “Yo en cuestión de trabajo no tengo problema. Me las busco honradamente”, precisó Navarro.