Justicia asegura que traslada fiscales para resolver "desbarajuste"

Por Alex Figueroa Cancel 04/11/2013 |12:37 p.m.
El Departamento de Justicia cuenta con 370 fiscales de diversas clasificaciones.
El secretario de Justicia, Luis Sánchez Betances, denunció que en algunas regiones encontró un "desbarajuste de personal" por "limitaciones de recursos". (juan.martinez@gfrmedia.com)  

El Departamento de Justicia (DJ) aseguró hoy que el traslado de decenas de fiscales se debió a "necesidades de servicio" y no a razones políticas.

La agencia también está pendiente de conocer cuál será el impacto en su personal de la cantidad de personas que decida acogerse al retiro en los próximos meses, tras la aprobación de la ley que reforma los Sistemas de Retiro.

El DJ cuenta con 370 fiscales de diversas clasificaciones, según explicó el fiscal general José Capó. Indicó que de ese total, 37 fueron asignados recientemente a regiones diferentes a las que estaban cuando inició la presente administración gubernamental.

"El jefe de fiscales me hizo unas recomendaciones. Confiando en su discreción, tomé la decisión de mover unos fiscales", sostuvo el secretario del Departamento de Justicia, Luis Sánchez Betances.

"El único criterio, la única razón para esos movimientos, ha sido la necesidad del servicio", agregó.

Esta mañana, el representante José Aponte denunció que se habían realizado traslado de fiscales de forma "injustificada" por haber sido nombrados por la pasada administración.

Por su parte, Sánchez Betances denunció que en algunas regiones encontró un "desbarajuste de personal" por "limitaciones de recursos" que atribuyó a los despidos correspondientes a la Ley 7 y a Ley 70 para incentivar el retiro temprano de empleados públicos.

"No sé quién nombró a quién. No es un criterio", mantuvo el titular de Justicia. "La ubicación de fiscales va a depender de las áreas donde haya mayor incidencia, mayor cúmulo de casos y tenemos que manejar los recursos según la necesidades del servicio"

Mientras, Capó explicó que las recomendaciones que hizo iban dirigidas a mantener "el balance" entre fiscales de experiencia y fiscales nuevos en algunas unidades que "estaban desprovistas".

"Hubo movimientos a última hora, acabando el cuatrienio, cargando fiscalías con fiscales de más y otras, como Bayamón, que estaba desprovista por nombramientos que se hicieron aquí en el Departamento, y que estaban por debajo de ocho fiscales", señaló Capó.

El fiscal general aseguró que las movidas tomaron en consideración el lugar de residencia de los fiscales y recordó que "cuando viene al DJ los fiscales contestan una pregunta específica sobre si está dispuesto a viajar".

Por otro lado, Capó dijo estar "confiado" en que el balance que busca proteger no se afecte ante la posibilidad de que una cantidad significativa de fiscales con más experiencia decidan jubilarse con la reforma en los Sistemas de Retiro.

De hecho, el propio Capó dijo que está "evaluando" si se mantiene como fiscal o si se retira. Actualmente tiene 26 años de carrera como fiscal.

"Luego de la orientación que reciban, tenemos que ver la cantidad de personas que tomen la decisión", sostuvo Capó. "Si ocurriese un éxodo en un momento dado se afecta (el servicio), pero se buscará el balance. Confío en que al final del 30 de junio van a ser menos de los que se han anticipado que van a abandonar el Ministerio Público y no vamos a tener esa dificultad", concluyó.