Nota de archivo: publicada hace más de 90 días
Un gran reto gubernamental ante la crisis fiscal es determinar cómo ajustar las plantillas de empleados en diversas agencias ante propuestas de reducción que están por verse. (Archivo)  
Antonio Fernós Sagebién dijo que la Junta de Supervisión Fiscal está apenas montando el organigrama de su trabajo.

El economista Antonio Fernós Sagebién dijo ayer que la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) dejó claro que evaluará minuciosamente la transacción entre  la Corporación Pública Para Supervisión y Seguro de Cooperativas (Cossec) y algunas cooperativas de ahorro crédito para el intercambio de acciones preferidas de la deuda emitida por el gobierno de Puerto Rico.

“Ellos van a examinar la transacción para ver si puede consumarse o no”, indicó Fernós Sagebién al evaluar el resultado de la segunda reunión de la JSF, que tuvo lugar ayer en Nueva York.

“Eso me pareció interesante porque esa transacción es el segundo intento de hacerle un rescate a algunas cooperativas de ahorro y crédito y una transacción como esa, sobre todo desde el punto de vista financiero, crea un escenario de lo que se conoce en economía como riesgo moral”, sostuvo el profesor de la Universidad Interamericana Recinto Metropolitano.

Subrayó que las cooperativas de ahorro y crédito “tomaron unas decisiones en términos de inversión, de comprar deuda emitida por el gobierno del ELA, y si las Juntas de Directores aprobaron que la transacción se hiciera, deberían ser ellas -si hay alguna pérdida- las que las absorban. 

“Si no es un instrumento para mitigar un posible escenario de riesgo sistémico, ¿por qué hacer una transacción que a todas luces es un rescate?”, afirmó el economista.

En cuanto al Plan Fiscal a Largo Plazo que presentó el gobernador Alejandro García Padilla a la JSF, dijo que el mandatario entregó “lo que se le pidió y ahora la Junta tiene que  evaluarlo” .

Entre las recomendaciones que presentó el gobernador, consideró la consolidación de agencias que “a la altura del siglo 21 no se justifican”, como la más importante. “Eso equivale a una reforma administrativa gubernamental”, destacó para agregar que la consolidación de agencias públicas no implica despido de empleados públicos. “No creo que esto se debe ver como cúal es la recomendación porque estamos en un momento en que tiene que haber un conjunto de recomendaciones y que una de ellas sea la reducción en jornada, habría que ver cuál es el alcance”, indicó. Fernós Sagebién opinó, además, que aún hay margen para reducir las contrataciones de servicios profesionales. Considera que  aquí no hay empleados públicos en exceso sino “demasiadas agencias” del gobierno.

“Ha quedado evidenciado que aquí hacen falta más policías, más maestros. En algunas agencias hace falta gente y hay otra gente,  que hay que ver donde se reubican porque hay agencias y corporaciones públicas que no deberían existir”, agregó. 

Regresa a la portada