Legislador tantea aumentar a 21 años la edad para tomar alcohol

Por Frances Rosario / frances.rosario@gfrmedia.com 09/20/2013 | 12:21 p.m.
“Puerto Rico pierde $30 millones al año por no hacer legislación similar a la federal”, indicó Carlos Vargas. (Archivo)  
El representante Carlos Vargas realiza una encuesta en las redes sociales.

 “¿Crees que debe aumentarse la edad legal de 18 a 21 años para ingerir bebidas alcohólicas? Participa”.

Así, con absoluta normalidad, el representante Carlos Vargas comenzó una encuesta en las redes sociales para propiciar una discusión sobre el tema.

 Según contó a este diario el legislador del PPD, sus miras están centradas en la cantidad de fondos federales que el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) pierde anualmente porque en la Isla se ha fijado la edad límite para beber en los 18 años.

“Puerto Rico pierde $30 millones al año por no hacer legislación similar a la federal”, soltó, al explicar que el Gobierno federal sanciona a los estados al retenerles el 10% del dinero al que tienen derecho.

Para tantear el tema, Vargas pautó el pasado domingo, 15 de septiembre, una encuesta en una página cibernética dedicada a estos fines. La tituló “Edad legal para consumir bebidas alcohólicas” y describió que el objetivo es “medir la opinión de los ciudadanos de Puerto Rico sobre si debe o no aumentarse la edad legal para consumir alcohol”.

En los pasados cinco días, unas 134 personas han respondido. La contestación del Sí ha obtenido 108 votos para un 81%, mientras el No solo ha logrado 26 votos para un 19%.

“Es un sondeo informal. Esa encuesta que estamos haciendo es que estoy tratando de penetrar donde está la juventud para saber su sentir”, comentó Vargas, un legislador de Cayey y Cidra que confesó que hace cinco años no consume bebidas alcohólicas. 

 Vargas indicó que esta encuesta es parte de la etapa inicial para evaluar el tema. Dijo que también ha solicitado información al DTOP sobre la pérdida de fondos federales o cualquier otro efecto por mantener a los 18 años como edad mínima para consumir bebidas embriagantes.

También señaló que busca datos en la agencia sobre el dinero que han tenido que parear con fondos federales en los últimos años para hacer obra pública de carretera por no retener la licencia de conducir cuando se violenta por segunda vez los límites de alcohol. Y es que según explicó el representante, muchos proyectos podrían ser costeados en su totalidad por fondos federales, pero al no tener esta legislación, el Gobierno tiene que desembolsar el 20% del costo la obra.

Otro aspecto que Vargas dijo que consideraría antes de someter legislación es el dinero que se ingresa al Departamento de Hacienda por impuestos a la venta de alcohol en el renglón entre los 18 a 21 años.

“En Estados Unidos hay una discusión sobre el principio de si una persona 18 años puede poseer armas e ir a la guerra, porque no darse un palo. Hay estados analizando, por eso, moverse a bajar a 18 (años) y olvidarse del 10%, (cantidad de fondos federales que se les retiene). Hay corrientes ahora mismo en Estados Unidos en contra de esa legislación”, expresó el representante.

 Vargas comentó que cuando tenga información suficiente analizará si necesita radicar una resolución para investigar a fondo los efectos de aumentar la edad límite para beber o radica un proyecto de ley para promover el cambio.

“Me interesa, como legislador, ver alternativas. En Puerto Rico vemos todos los días que tenemos una situación de crisis, que sería bueno auscultar el tema, aunque pueda ser controversial o uno pueda perder la simpatía de un sector”, concluyó.