Llevan sus propuestas a estudiantes en Ponce

10/09/2012 | 04:30 p.m.
Arturo Hernández compartió con los estudiantes de Derecho en un conversatorio realizado en la Corte de Práctica de esa facultad. (Tony.zayas@gfrmedia.com)  
Tres de los seis candidatos a la gobernación se enfrentaron hoy, martes, a las preguntas de los estudiantes de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico.

Ponce – Tres de los seis candidatos a la gobernación se enfrentaron hoy, martes, a las preguntas de los estudiantes de la Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico, que dejaron claro que un gran sector de la juventud busca insertarse en la discusión política de cara a las elecciones generales del 6 de noviembre.

El candidato a la gobernación por el Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Juan Dalmau, fue quien aglomeró a la mayor cantidad de universitarios en un conversatorio que se caracterizó por su tono jovial y por el interés de los alumnos en conocer lo que ocurriría si a la Isla se le concediera la independencia.

A preguntas de una joven sobre los prejuicios y concepciones erróneas que rodean el ideal de la independencia, Dalmau contestó con ironía y una sonrisa. “Como ustedes saben, una vez llegue la independencia, ya están designados unos helicópteros muy grandes en los Estados Unidos que van a arrollar las carreteras en este país. La caña saldrá del suelo. Todos tendremos que cortar caña, pero no sencillamente, será con machetes botos y pantalones de saco amarrados con una soga”, dijo Dalmau en broma ante más de 200 estudiantes.

“Fidel Castro va a llegar por Aguadilla; Hugo Chávez por Luquillo. Y el ejército rojo comunista soviético se levantará de las cenizas para venir a implantar orden en este país”, agregó provocando carcajadas y fuertes aplausos en el auditorio.

Una vez cesaron las risas, Dalmau asumió un tono serio y explicó que la Isla tiene el potencial para sostenerse sola y que el interés de Estados Unidos en el país se fundamenta precisamente en la cantidad de dinero que generan por la venta de servicios y productos en comparación con la cantidad de fondos que envían a la Isla por concepto de derechos adquiridos y otros beneficios.

Dalmau señaló que Puerto Rico le genera a Estados Unidos $71,000 millones anuales, según una publicación especializada en negocios. El líder independentista explicó que Estados Unidos envía $11,000 millones al año a Puerto Rico, de los que $5,000 corresponden a derechos adquiridos que no podrían negarles a los puertorriqueños, como el seguro social, la asistencia a los veteranos y las ayudas de FEMA.

“El seguro social no es un regalo. Se lo sacan de su cheque de su trabajo, del sudor de su frente para que pase a un fondo general. Eso no es un regalo, es un derecho adquirido. Los servicios que se dan a los veteranos en Estados Unidos no son un regalo, y FEMA se nutre de unos porcentajes de los intereses hipotecarios que pagamos. Esos son derechos adquiridos”, explicó el excomisionado electoral del PIP.

Dalmau indicó que los $6,000 millones restantes consisten de transferencias directas, como las becas y las ayudas alimentarias. “Puerto Rico ha sido colonia de Estados Unidos por 114 años porque hemos sido un enclave político militar para la defensa de sus intereses en América Latina, en particular el Canal de Panamá. Y, cuando cae el bloque soviético, que ya no éramos una pieza geopolíticamente importante, pues éramos un enclave económico”, explicó.

Asimismo, indicó que con la independencia sería necesario establecer un sistema de asistencia “verdaderamente meritorio”. “Una cosa es que haya una madre soltera que quiera trabajar, que quiera estudiar, que el Estado, a mi juicio, tiene la responsabilidad de garantizarle esa oportunidad, y no tenga que tener el dilema de que si se va a trabajar no puede pagar un cuido y le quitan la asistencia. Hay que darle la mano y creo en eso firmemente”, dijo el líder pipiolo.

 “Si hay una persona pensionada que ya cumplió con su función social, hay que darle la mano. Pero el que está gordo y colorado en su casa esperando un cheque de premio y sin dar un tajo, ese relajo se tiene que acabar”, agregó provocando otra oleada de aplausos.

Mientras, en el edificio aledaño, los candidatos a la gobernación por el Movimiento Unión Soberanista (MUS), Arturo Hernández, y Puertorriqueños por Puerto Rico (PPR), Rogelio Figueroa, compatieron con los estudiantes de Derecho en un conversatorio realizado en la Corte de Práctica de esa facultad.

Allí, Hernández tuvo el primer turno para contestar preguntas en un evento liderado por la estudiante Joely Dedós, de 23 años, sobre salud, economía, status y educación, entre otros temas. En el conversatorio, el expresidente del Colegio de Abogados resaltó su propuesta para reestructurar el currículo del sistema de educación público para incluir cursos relacionados a la agricultura y de natación.

“Es muy lógico que sepamos nadar, porque vivimos en una isla, pero esto no quiere decir que construiremos una piscina en cada escuela”, explicó al indicar que las escuelas podrían utilizar los natatorios o piscinas públicas disponibles en los municipios para impartir los cursos algunos días a la semana.

Figueroa, por su parte, enfatizó en sus propuestas para atajar la desigualdad social a través de la educación y la erradicación del clasismo, el racismo y el machismo. “Como pueblo, hay que ir a la raíz. Es que hemos permitido que unos construyan un país donde la desigualdad es aceptada”, expresó el presidente del PPR.

También habló de su plan para reformar las zonas urbanas, e incentivar la industria turística local con un sistema de transporte integrado, promoviendo los atractivos culturales y naturales y eliminando el impuesto sobre las ventas y usos (IVU).