Marina no confirma si enviará militares a Vieques

01/28/2013 | 06:00 p.m.
El comisionado residente de Puerto Rico en Washington D.C., Pedro Pierluisi, señaló que su oficina no ha recibido una confirmación al respecto de parte del cuerpo castrense.

Para el comisionado residente de Puerto Rico en Washington D.C., Pedro Pierluisi, aún es incierto si la Marina de Guerra de los Estados Unidos enviará un grupo de militares a la isla municipio de Vieques, para sustituir a unos 23 civiles que prestan labores de vigilancia al radar Rothr.

Pese a que el propio alcalde de la Isla Nena, Víctor Emeric, precisó a este medio la semana pasada que 23 empleados de seguridad del radar recibieron cartas en las que se les notificaba que sus contratos no serían renovados, Pierluisi señaló que su oficina no ha recibido una confirmación al respecto de parte del cuerpo castrense.

El líder estadoista tampoco ha obtenido información en torno al posible envío de militares a Vieques, para ofrecer vigilancia al radar utilizado por las autoridades estadounidenses para detectar el tráfico de drogas desde Suramérica.

“Hasta el momento no tengo esta confirmación… Pero si me dicen que sí la intención es cortar esos contratos, yo les pediría cuentas por lo menos sobre la razón, porque tenemos unos empleos allí en Vieques”, expresó Pierluisi durante una conferencia de prensa en su oficina de distrito en San Juan.

“A menos que lo justifiquen y si de verdad me justifican que es por razones de costo, como acabo de especular, entonces habría que verlo (el plan de cesantías) en detalle”, agregó.

Sin embargo, el Comisionado Residente expresó su rechazo a que sean militares los que sustituyan a los civiles y afirmó su compromiso con proteger la ya deteriorada situación laboral en Vieques.

La pasada semana, el líder comunitario Ismael Guadalupe expresó su preocupación en torno a la posibilidad del regreso de la Marina a Vieques y que ello desate nuevos “revoluces”. Mientras que el alcalde Emeric lamentó las cesantías y advirtió que el municipio está imposibilitado de absorber en su plantilla a esos trabajadores.

La Marina de Guerra de los Estados Unidos ocupó Vieques durante casi 60 años. Tras un movimiento civil en repudio a la presencia militar en la isla municipio, el gobierno estadounidense ordenó su salida en el 2003.