Mari Tere González: el estado perpetúa el discrimen contra las mujeres

Por Rebecca Banuchi 03/05/2014 |03:13 p.m.
Señaló que las mujeres han sentido con más fuerza los efectos de la recesión, y dijo también que permea la disparidad en términos salariales para las empleadas.
González urgió a atender de inmediato temas como la equidad salarial, la inclusión de la perspectiva de género en la educación pública y la violencia de género. (ana.abruna@gfrmedia.com)  

El discrimen y la desigualdad contra las mujeres se vive en todos los niveles y las estructuras sociales en Puerto Rico, incluido el Gobierno, que ha fracasado en establecer una política integral que promueva la equidad entre los géneros, afirmó hoy la senadora Mari Tere González.

Como anticipo a la conmemoración este sábado del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, González, quien preside la Comisión senatorial de Asuntos de la Mujer, rindió homenaje a cerca de 40 mujeres e instituciones que buscan adelantar las causas feministas, y durante el acto de reconocimiento criticó la falta de acción del estado en temas de género.

 "El estado ha incumplido con su compromiso de equidad y con sus obligaciones de hacer valer la justicia en cada rincón del país con este tema", afirmó durante su mensaje en la actividad denominada "Mujeres fuertes, mujeres que hacen historia".

"Somos mujeres víctimas del prejuicio institucional, marcado por una concepción machista y arcaica que degrada y devalúa nuestras aportaciones todos los días", abundó.

Durante la actividad, que fue dedicada a la escritora y líder obrera Luisa Capetillo, González otorgó a cada una de las mujeres e instituciones presentes una moción del Senado como reconocimiento.

 La senadora, que ha sido una de las críticas más severas de la reforma al Sistema de Retiro para Maestros implantada por esta administración, significó particularmente la presencia de la líder magisterial Eva Ayala, de la organización Educamos, y resaltó que también se honraría a la presidenta de la Asociación de Maestros, Aida Díaz, y a la presidenta de la Federación de Maestros, María Elena Lara, quienes se ausentaron, por su lucha en favor de ese gremio, en el que predominan las mujeres.

 El grupo convocado también incluía a la exgobernadora Sila M. Calderón y a la exprocuradora de las Mujeres, María Dolores Fernós, pero ninguna participó en el evento. De igual forma, muchas de las homenajeadas se ausentaron, pero enviaron representantes.

Entre las mujeres distinguidas, estuvo Amarilis Pagán, del Proyecto Matria; Ana Irma Rivera Lassén, presidenta del Colegio de Abogados; Kristin Ehrgwood, presidenta de la Fundación Flamboyán; Eunice Sosa, de la Casa Protegida Julia de Burgos; Nilda Morales, presidenta de SER de Puerto Rico; Eva Prados, del Movimiento Amplio de Mujeres; Lydia Méndez Rivera, del Hogar Albergue para Niños Jesús De Nazareth, y Josefina Pantojas, directora de la Organización Puertorriqueña de la Mujer Trabajadora.

La senadora del Partido Popular Democrático (PPD) planteó que, aunque se resaltan los avances alcanzados por las mujeres en la esfera laboral, estadísticas del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH) reflejan que, entre el 2005 y el 2010, la participación femenina en la fuerza de trabajo se redujo en 4%. Destacó, además, que hace cuatro años la tasa de participación laboral femenina era de 34%.

Señaló que las mujeres han sentido con más fuerza los efectos de la recesión, y dijo también que permea la disparidad en términos salariales para las empleadas. A modo de ejemplo, indicó que, en el 2006, la mediana de ingresos para los hombres era de $17,100, mientras que para las mujeres era de $15,700, equivalente a 8% menos.

"Vivimos el discrimen, y me incluyo. Lo vivo, pero eso no es excusa para no continuar nuestro trabajo recabando de esos hombres y de la incorporación de gente que entienda que en el movimiento de las mujeres en Puerto Rico se ha hecho bastante, pero queda demasiado camino por recorrer. Y tiene que venir una política pública robusta con relación al tema de la mujer", dijo la abogada de profesión a este medio luego de la actividad.

González urgió a atender de inmediato temas como la equidad salarial, la inclusión de la perspectiva de género en la educación pública y la violencia de género.

"Puerto Rico está viviendo una cortina de hipocresía. Tenemos la necesidad de cambiar todos los modelos, pero hay una renuencia a dar los primeros pasos para esos cambios", recalcó.

"Yo me pregunto desde la Legislatura, ¿será posible echar a andar esta transformación? Una transformación radical... Yo no pierdo las esperanzas. Teniéndolas a ustedes aquí, sabiendo cómo trabajan y cómo son de fuertes y cómo hacen historia en nuestro país, yo no pierdo las esperanzas", puntualizó González.

 El presidente del Senado, Eduardo Bhatia, estaba supuesto a participar en los actos, pero no se presentó debido, según González, a que se encontraba reunido.