McClintock rechaza que reducción en factura de la luz fuera estrategia política

12/21/2012 |08:33 a.m.
Kenneth McClintock indicó que el proceso para reducir el costo de la energía eléctrica en Puerto Rico "continúa". (Archivo)  
No se espera que el cosot baje hasta abril próximo, cuando entra a funcionar otra caldera operada por gas natural en la planta Costa Sur.

El secretario saliente del Departamento de Estado, Kenneth McClintock, negó que la reducción en la factura de la energía eléctrica que se dio en los meses previos a las elecciones del 6 de noviembre respondiera a una estrategia electoral para ganar votos.

Sin embargo, el presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego, Ángel Figueroa Jaramillo, insistió en que el tiempo les dio la razón.

 Las opiniones surgen como reacción a información que ha trascendido en las vistas de transición del gobierno de Luis Fortuño al entrante del gobernador electo Alejandro García Padilla que apuntan a que el precio de la luz subirá y no se espera que baje hasta abril próximo, cuando entra a funcionar otra caldera operada por gas natural en la planta Costa Sur.

 "No fue un intento de crear una ilusión preelectoral. Es para crear una estabilización en la etapa en que (la Autoridad de Energía Eléctrica) está todavía comenzando a insertar el gas natural al proceso", expresó McClintock en entrevista con Radio Isla 1320.

El aumento que ha comenzado a reflejarse en las facturas de los abonados de la AEE se debe a que ya se agotó el Fondo de Estabilización con el que se asumió parte de la factura de los consumidores durante un año. El periodo de vigencia del fondo venció en noviembre.

Pero McClintock indicó que el proceso para reducir el costo de la energía eléctrica en Puerto Rico "continúa" con la transformación de la central Costa Sur hacia el uso del gas natural en sustitución del petróleo.

No obstante, Figueroa Jaramillo comentó en entrevista radial con NotiUno 630 que “nunca hubo una reducción del costo energético al pueblo de Puerto Rico”.

Destacó que el tiempo le dio la razón. Se refería a que antes de las elecciones insistió en que “el anuncio que hiciera Josué Colón (director de la AEE) y José Ortiz (presidente de la Junta de Directores de la AEE) en septiembre, la cual la UTIER le había dicho al país que era una solución ficticia, una solución preelectoral”.

El líder sindical indicó que no se reflejará un alza en el costo de la luz, sino que se prevé que regresará al precio que tenía en agosto pasado. El mismo será de entre 26 a 27 centavos el kilovatio hora.

 “Lo que hubo fue una promesa preeleccionaria”, insistió.

El experto en asuntos energéticos explicó que la rebaja que podría apreciarse en abril próximo, cuando se supone que una caldera de Costa Azul comience a operar con gas natural, podría ser tan solo de un centavo. Pero hizo alusión que tal vez ni esa rebaja se verá en la factura, pues cree que el pueblo terminará pagando los intereses de la línea de crédito que tomó la AEE para poder dar una rebaja temporal al precio de la luz.