MUS pedirá que no se permitan celulares en las casetas de votación

10/02/2012 | 06:40 p.m.
Según el MUS, ha llegado a su atención casos de empleados públicos a los que sus supervisores les han solicitado que le hagan una foto a sus papeletas. (Archivo)  
Según el MUS, ha llegado a su atención casos de empleados públicos a los que sus supervisores les han solicitado que le hagan una foto a sus papeletas.

El Movimiento Unión Soberanista (MUS) propondrá mañana en la reunión de comisionados electorales que se prohíba entrar a las casetas de votación en las elecciones generales con teléfonos celulares.

 El candidato a la gobernación por el MUS, Arturo Hernández, y el comisionado electoral del partido, Julio Fontanet, explicaron que la medida busca proteger la integridad de la secretividad del voto y del derecho de votar con conciencia y no por presiones que tiene cada ciudadano.

Según Hernández y Fontanet, han llegado a su atención casos de empleados públicos a los que sus supervisores les han solicitado que le hagan una foto a sus papeletas para que demuestren que votaron por el partido al que ellos apoyan y así poder preservar sus trabajos.

Los políticos dijeron que no es la primera vez que ocurre, ya que, según aseguraron, para el pasado referéndum sobre las enmiendas a la Constitución para limitar el derecho absoluto a la fianza y reducir la cantidad de legisladores, ya hubo patronos que obligaron a sus empleados a fotografiar sus papeletas.

“Nos preocupa que esa directriz, que nos está llegando información de que se está corriendo en las agencias, se repita. De que empleados, para preservar, su trabajo se vean obligados a votar en contra de su voluntad”, manifestó Fontanet.

 “Una de las cosas que vamos a proponer es que se prohíba el que una persona cuando vaya a votar pueda portar su celular a la caseta de votación”, agregó el comisionado electoral del MUS.

Según Fontanet, de esta forma, eliminan cualquier posibilidad de presión de parte de los patronos.

“Vamos a pedir que un funcionario lo mantenga bajo su custodia. Esto lo hacemos para salvaguardar la integridad del voto, para no exponer al empleado gubernamental, que probablemente atesora su trabajo y no lo quiere perder, a que sencillamente no tenga la forma de probarle a su patrono de que votó de determinada manera y que únicamente vote a conciencia”, puntualizó Fontanet.

En la conferencia de prensa, no se precisó en qué agencias gubernamentales se está poniendo en practica la petición. Tampoco se indicó qué partido o partidos están involucrados.

 Hernández, por su parte, fue enfático en que aunque para muchos la medida puede representar una violación a su derecho de portar un móvil al momento de entrar a la caseta, el que se obligue a votar de determinada manera es mucho peor. Con la medida, dijo, se está escogiendo el peor de los males.

 “Aquí, lo importante es que no se vulnere y no se violente el derecho a la secretividad del voto. Aquí las instrucciones y exigencias que le están imponiendo a esos empelados públicos por parte de las agencias gubernamentales y sus gerentes viola ese derecho de la confidencialidad del voto y eso es más riesgo, eso es más violatorio de cualquier otro derecho que el derecho a tú tener un teléfono en el momento en que tú haces unas equis”, indicó Hernández.

 “Hay que sopesar cuál de los dos derechos es más importante. Tener el teléfono encima al momento de hacer una equis o salvaguardar el derecho a la privacidad del voto. Eso es superior a cualquier otro asunto”, añadió el expresidente del Colegio de Abogados.

 Al final del día, el candidato aseguró que la democracia está en juego.

“Con esa pequeña molestia, vamos a salvar la democracia”, aseguró Hernández.