Nivel de desempleo alarmante en la juventud de Puerto Rico

12/08/2012 |05:36 p.m.
Los jóvenes, entre las edades de 16 a 24 años, representan el grupo de edad con la tasa de desempleo más alta entre las personas hábiles para trabajar.

Los jóvenes, entre las edades de 16 a 24 años, representan el grupo de edad con la tasa de desempleo más alta entre las personas hábiles para trabajar, concluye un reciente informe del Departamento del Trabajo y Recursos Humanos (DTRH), que afirma que tres de cada diez jóvenes que están activos en la fuerza trabajadora no tienen empleos.

El documento “Empleo y Desempleo en los Jóvenes” evalúa los datos del pasado año natural 2011 y concluye que las tasas de desempleo entre este sector poblacional “son al menos casi dos veces mayor que la registrada por la población adulta de 25-54 años”.

Estima la tasa promedio de desempleo en los jóvenes entre 16 y 19 años en el 2011 en un 35.8%, mientras que la de aquellos entre 20 y 24 se estimó en 28.6%.

Estas cifras se producen a pesar de que cerca de tres cuartas partes de los jóvenes no participan del mercado laboral. Apenas un 24.5% de las personas entre 16 y 24 años de edad están activos en la fuerza de trabajo.

“Desde la década de 1980 no se registraba un nivel de participación laboral tan bajo entre los jóvenes”, resalta el citado documento, que fue producido por la División de Grupo Trabajador y Estudios Especiales del Negociado de Estadísticas del Trabajo.

Por el lado del empleo la situación se presenta igualmente severa. “El nivel de empleo de los jóvenes ha disminuido considerablemente. Entre los años 2007 a 2011, el mercado de empleo en Puerto Rico se contrajo en un 13.5%, equivalente a 167,000 empleados menos. En el caso de los jóvenes la baja registrada para este periodo fue de 27.2%”, afirma el escrito.

“Los jóvenes de 20 a 24 años bajaron su nivel de empleo de 105,000 a 82,000 en el periodo de 2007-2011, y de 24,000 a 12,000 en el grupo de edad de 16 a 19 años”, abunda.

Otro importante indicador de la debilidad del mercado de trabajo para los jóvenes es la tasa de empleo, que según este informe fue de apenas 17.2% en el año natural 2011. “Esto significa que menos de dos de cada diez jóvenes estaban empleados en el 2011, uno menos que hace cinco años””, dice.

Destaca además que “los varones tienen una mayor probabilidad de estar desempleados que las mujeres” e indica que “la tasa de desempleo estimada de los varones en el 2011 fue de 33.6%, que representa 9.9 puntos porcentuales más que la obtenida por las féminas”.

El total de jóvenes fuera del grupo trabajador o del mercado laboral se estimó para el 2011 en 414,000, cifra que representa cerca de tres cuartas partes de la población en esas edades. Ese número aumentó en 55,000 personas en los cinco años analizados.

 Las razones para estar fuera del grupo trabajador que ofrecieron los jóvenes son la asistencia a la escuela a tiempo completo (80.4%) y los oficios domésticos (10.6%). El 19.1% de la población femenina en esas edades que está fuera del mercado laboral fue clasificada en oficios domésticos, se indica.