No es el momento de ponerse a gastar de más

Por Leysa Caro González y Alejandra M. Jover Tovar 02/05/2014 |
Tampoco corra al banco: los depósitos están asegurados hasta $250 mil.
Ante lo que se avecina, Arturo Carrión recomendó a las personas ser cautelosas con sus gastos y con su presupuesto. (Archivo)  

Ajuste su bolsillo. Es momento de ser cauteloso en sus gastos, establecer un presupuesto en su hogar y de no gastar más de lo que tiene.

No se tratan de consejos nunca antes dichos, pero sí de recomendaciones que se hacen meritorias en momentos en que se anuncia la degradación de los bonos del Gobierno.

El panorama financiero es incierto, tanto a nivel gubernamental como individual, ante la probabilidad de nuevos impuestos, así que si nunca le ha hecho casos a estos consejos, es momento de que lo haga.

“La economía debe ser afectada, especialmente cuando en Puerto Rico el componente gubernamental en el sector económico es tan amplio. Las personas deben ser más cautelosas con sus gastos y con su presupuesto”, indicó Arturo Carrión, vicepresidente ejecutivo de la Asociación de Bancos de Puerto Rico.

Obviamente, se trata de una situación que afectará a unos más que otros, pero todos de una forma u otra sentirán el impacto, como en un posible aumento en la canasta básica de alimentos. Dependerá también de la habilidad que tenga el Gobierno en reducir los costos, presupuesto y ajustar sus operaciones, planteó Carrión.

Para Roberto Baerga, ex presidente de Consumer Credit Counseling Services, la clave está en adoptar medidas que busquen la economía constante “para que ante el posible aumento en los gastos diarios, que no sabemos cuáles serán, estemos en posición de enfrentarlo. Los sueldos no van a aumentar, así que tenemos que ir haciendo recortes, no esperar a que estemos en crisis”.

Lo ideal es que, por poco que podamos recortar, tengamos, al menos, un dos o tres por ciento ahorrado cada mes.

Así sea de peso a peso, hay que ir guardando y, como consejo, el experto recalca que busquemos las mejores ofertas, en aras de encontrar el lugar donde más intereses paguen.