Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

No intentes diagnosticarte con Google

Por Primerahora.com 05/13/2015 |00:00 a.m.
Google ha reportado que una de cada 20 de los 100 millones de búsquedas mensuales son relacionadas con la salud. (Archivo)  
Esta practica te puede llevar hasta a desarrollar “cybercondria”.

Si eres de las personas que tan pronto siente una incomodidad física entra a Internet para escribir los síntomas en Google y ver cuál es el diagnóstico, es bastante probable que la información sea incorrecta.

Según investigaciones de una escuela de Sistemas de Información en Australia, los principales motores de búsqueda ofrecen información irrelevante que podría conducir a un autodiagnóstico incorrecto, un tratamiento erróneo y, en el peor de los casos, daños por tratar de curar algo que quizás no necesitaba sanar.

El doctor Guido Zuccon, de la Universidad Tecnológica Queensland, evaluó junto a colegas de otra institución de Viena, la efectividad de los resultados de Google y Bing cuando el tema de la búsqueda está relacionado con asuntos médicos.

Tratar de descifrar condiciones es una parte significativa de las búsquedas en Internet. Google ha reportado que una de cada 20 de los 100 millones de búsquedas mensuales son relacionadas con la salud. Otros estudios han encontrado que el 35 por ciento de los adultos en Estados Unidos ha intentado autodiagnosticarse con la información que consiguen en la red.

“La gente comúnmente recurre a ‘Dr. Google’ para autodiagnosticarse enfermedades y dolencias. Sin embargo, nuestros resultados revelaron que sólo tres de los primeros diez resultados fueron de gran utilidad para el autodiagnóstico y sólo la mitad tenían algo de relevante para la condición médica”,  dijo el Dr. Zuccon  de acuerdo con el comunicado publicado en la sala de prensa de la Universidad.

Cuando las personas no obtienen datos precisos, lo que suelen hacer es continuar la búsqueda, lo que se presta para llegar a “diagnósticos” que nada tienen que ver con la realidad del “paciente”. Zuccon advirtió que, incluso, podrían experimentar “cybercondria”, lo que las hace especular hasta creer que tienen lo peor de todo lo que encontraron en Internet.

En lo que sí son efectivos los buscadores es en ofrecer información sobre condiciones ya diagnosticadas, pero para saber, ir a la oficina médica es lo correcto.