No renuevan contratos transitorios en San Juan

02/06/2013 | 01:11 p.m.
El portavoz del municipio, Rafael Jaume, dijo que el municipio tiene millones de dólares de deuda, por lo que no pueden comprometer aún más las finanzas.

El Municipio de San Juan le notificó ayer, martes, a parte de sus empleados transitorios que sus contratos no serán renovados.

De inmediato, no se proveyó el número de personas afectadas.

Según confirmó el portavoz del municipio, Rafael Jaume, la determinación de no renovar contratos no se tomó para traer nuevo personal a la alcaldía que sea de la afiliación de la administración popular de Carmen Yulín Cruz. Explicó que la decisión se basó en una evaluación del cuadro económico del ayuntamiento versus el tipo de servicio y la necesidad del mismo para el funcionamiento de la ciudad Capital.

 “Estamos haciendo lo que tenemos que hacer. Nosotros estamos en este momento concentrados en poner la casa en orden”, precisó en entrevista con este diario.

 Recordó que el municipio tiene millones de dólares de deuda, por lo que no pueden comprometer aún más las finanzas.

 “En términos de contratación, estamos siendo muy cautelosos de no emprender un compromiso de pago que no se ajuste a nuestras necesidades actuales”, sostuvo.

 Expuso que en el municipio hay alrededor de 700 empleados transitorios, cuya nómina asciende a $20 millones al año. Entre estos, se destacan empleados de Mantenimiento, Obras Públicas, Ornato y Recreación y Deportes, entre otros servicios. 

Además de esta no renovación de contrato, Jaume informó que han terminado con contratos millonarios que dejó la pasada administración de Jorge Santini con bufetes de abogados y servicios de limpieza, entre otras cosas.

 En el proceso de transición de Santini, a la nueva alcaldesa reveló que las deudas a suplidores del municipio ascendían a $180 millones.

 No obstante, la directora de la oficina de la alcaldesa, Lizette Maldonado, comentó que desde que llegaron al municipio, hace alrededor de tres semanas, nuevos suplidores han reportado deudas que han agravado la situación fiscal.