Obligan al secretario de Justicia a dar la cara

Por Istra Pacheco, Rebecca Banuchi y Maribel Hernández 12/11/2013 |
Sánchez Betances (der.) aceptó que fue impropio acompañar a su amigo Sifre Rodríguez (izq.) en medio del incidente en que lo detuvieron por guiar en estado de embriaguez. (Archivo)  
Luis Sánchez Betances llevaba apenas un día de su viaje oficial y el gobernador le ordenó regresar al país.

Según pasaban las horas, crecía la expectativa.

Y finalmente ayer por la noche el secretario de Justicia, Luis Sánchez Betances, regresó de su viaje oficial a Costa Rica a pedido del gobernador Alejandro García Padilla.

El mandatario le solicitó su regreso inmediato para sostener una reunión antes de determinar qué acciones tomará, si alguna, por ayudar a su amigo y ex socio en la abogacía, Jaime Sifre Rodríguez tras su arresto por guiar ebrio y usar el celular mientras estaba al volante.

El primer ejecutivo evitó comentar sobre el informe que le rindió la secretaria de la Gobernación, Ingrid Vila, de estos hechos, con el argumento de que no había examinado el contenido. Reportes de El Nuevo Día apuntan a que el informe releva de toda responsabilidad a Sánchez Betances ante la sospecha de posibles presiones indebidas.

García Padilla, sin embargo, afirmó que la participación del secretario constituyó un acto “impropio”.

“De lo que se trata es que, antes de cualquier tipo de conclusión, incluyendo esa (pedirle la renuncia al secretario de Justicia), evaluemos si eso fue un mero error de juicio o si, más allá, hubo un acto que todo el mundo, incluyendo él mismo, considera que fue muy impropio”, indicó el gobernador en un aparte con la prensa.

 
Gobernador exige el regreso del Secretario de Justicia a la Isla

Ante el escándalo que se ha formado en torno a su presencia el viernes pasado en medio del arresto de un amigo suyo.


“En cuanto a lo impropio de su presencia allí (durante el procesamiento), nadie tiene dudas. Ni siquiera el propio secretario”, añadió sorpresivamente García Padilla.

Sánchez Betances se encuentra en el ojo del huracán luego que el viernes en la noche no solo respondió al llamado de su amigo Sifre Rodríguez y se personó en el cuartel donde estaba detenido por manejar en estado de embriaguez y hablando por teléfono celular, sino que estuvo en el momento de su arresto en la avenida Roosevelt.

García Padilla resaltó que Sánchez Betances ha tenido un “desempeño extraordinario” en la jefatura de Justicia y que “nadie pone en duda que es uno de los secretarios de mayor credibilidad en la historia de Puerto Rico”.

De inmediato, se desconocía si otro informe que solicitó el designado superintendente de la Policía, James Tuller, sobre la participación de Sánchez Betances en el cuartel ya estaba o no en manos del gobernador.

Sifre Rodríguez, en tanto, confirmó por escrito que se declarará culpable del cargo que la Fiscalía de San Juan se propone presentar en su contra por conducir bajo los efectos de bebidas embriagantes, en una vista citada para el miércoles 18 de diciembre.

“Con esta determinación asumo total responsabilidad por mi conducta”, dijo el abogado de 66 años, quien también enfrentará una multa por hablar por celular mientras conducía.