Ocalarh apoya medida que ayudará a que convictos trabajen en Gobierno

Por Alba Y Muniz Gracia / alba.muniz@gfrmedia.com 05/08/2013 |04:27 p.m.
El proyecto tuvo esta tarde su segunda vista pública ante la Comisión de Seguridad Pública y para el Desarrollo de Iniciativas Contra el Crimen y la Corrupción.
El proyecto, que lleva el número 252, es de la autoría del representante José “Conny” Varela Fernández. (Archivo)  

Las personas que se benefician de los Programas de Pase Extendido y Supervisión Electrónica de la Administración de Corrección podrán ocupar puestos públicos y prestar servicios en el Gobierno si se convierte en ley una medida dirigida a relevarlos de la inhabilidad existente para hacerlo.

El proyecto, que lleva el número 252, es de la autoría del representante José “Conny” Varela Fernández, y tuvo esta tarde su segunda vista pública ante la Comisión de Seguridad Pública y para el Desarrollo de Iniciativas Contra el Crimen y la Corrupción.

En la audiencia, la Oficina de Capacitación y Asesoramiento en Asuntos Laborales y de Administración de Recursos Humanos (Ocalarh), representada por los licenciados Karen González Sepúlveda y Marcos Andrades, favoreció la medida, que fue sometida el pasado 4 de enero.

“No hacer extensiva esta ley a los convictos que gozan del Programa (de Pases Extendidos) iría en contravención de la intención legislativa de rehabilitar a las personas y de la política pública de ofrecer a la rehabilitación la más alta prioridad entre los objetivos del Gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico”, leyó la licenciada González Sepúlveda.

 “La aprobación de la medida propuesta apoya el que los beneficiarios de pases extendidos y supervisión electrónica sean habilitados para trabajar en el servicio público, en armonía con la interpretación que compartimos a los efectos de que el pase extendido es análogo a los mecanismos rehabilitadores de sentencia suspendida y libertad bajo palabra”, agregó la funcionaria.

No obstante, indicó que esto no significa que una persona que se esté beneficiando de este tipo de libertades pueda ingresar al servicio público automáticamente. Especificó que deberán cumplir con un reglamento de Ocalarh dirigido a “cumplir con el mandato ministerial y legislativo de viabilizar la habilitación para ocupar puestos públicos”.