Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Opiniones variadas al plan fiscal

Por Nydia Bauzá / [email protected] 10/15/2016 |09:00 a.m.
Tal como sucedió en la primera reunión, manifestantes que se oponen a la Junta dejaron sentir su voz de protesta. (Edu Bayer / Para Primera Hora)  
Unos políticos abogan por reestructurar la deuda y otros, cuestionan poderes de la Junta de Supervisión Fiscal.

Las reacciones del liderato político del País al plan fiscal que presentó ayer el gobernador, Alejandro García Padilla  a la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), fueron diversas.

El comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi dijo que “no hay quien pueda refutar que hay que reestructurar” la deuda pública para que el gobierno pueda balancear sus presupuestos sin afectar los servicios esenciales que necesita el pueblo.

“Cada día que pasa sin que se den las negociaciones que la Ley PROMESA propicia para lograr esa reestructuración, es un día perdido”, sostuvo Pierluisi.

El candidato a gobernador del Partido Popular Democrático (PPD), David Bernier contrastó la postura de Pierluisi con la de su contendor a la gobernación por la Palma, Ricardo Rosselló.

“Su posición seria contrasta con la postura de Ricardo Rosselló, que mantiene un doble discurso diciéndole a los bonistas en Nueva York que va a pagar la deuda, llevando al matadero a los pensionados, a los empleados públicos y a los bonistas del patio, para luego decir en Puerto Rico, en un claro ejercicio de manipulación electoral, que va a ‘reestructurar la deuda’”, dijo Bernier.

Rosselló ripostó que “la falta de transparencia y seriedad en el manejo del fisco” quedaron  al descubierto cuando el Gobernador era interrogado por la Junta.  “Las premisas fiscales presentadas por la Administración en su afán por presentar un cuadro de crisis humanitaria solo servirán para restarle al buen nombre del pueblo de Puerto Rico”, indicó Rosselló.

Por su parte, la candidata pipiola a la gobernación, María de Lourdes Santiago  dijo que “si no se crea una situación de confrontación como la que debe generar la imposición de la dictadura, que es la Junta, entonces el papel del gobernador o gobernadora va a ser tan patético como el que desempeñó en Nueva York García Padilla”.  Santiago índicó que la propuesta reforma laboral del gobierno persigue “facilitar los despidos, eliminar períodos probatorios y alterar la licencia de maternidad”. 

Mientras, el presidente del Senado, Eduardo Bhatia advirtió que hay una línea muy fina entre control y supervisión. “Si la Junta se separa de lo estrictamente requerido por la ley -insertándose innecesariamente en minucia- estarían siguiendo un camino peligroso y promoviendo prácticas antidemocráticas en Puerto Rico, sostuvo el líder legislativo.

Regresa a la portada