Pesquera dice que el nuevo Super debe acoger propuestas de expertos

11/19/2012 |10:34 a.m.
Pesquera anticipó que él no podrá trabajar con los señalamientos debido a que el informe llegará después de que termine su contrato como Superintendente. (Archivo)  
Pesquera anticipó que él no podrá trabajar con los señalamientos debido a que el informe llegará después de que termine su contrato como Superintendente.

El superintendente de la Policía, Héctor Pesquera, espera que el Gobierno entrante acoja las recomendaciones que hará un grupo de expertos del Departamento de Justicia federal (DoJ, por sus siglas en inglés) sobre cambios en la Uniformada.

Pesquera anticipó que él no podrá trabajar con los señalamientos debido a que el informe llegará después de que termine su contrato como Superintendente, que expira en marzo de 2013, pero entiende que la nueva administración debe considerar las recomendaciones relacionados con las operaciones de la Policía.

"No es una obligación implementarlas, (pero) cuando uno solicita una ayuda para un beneficio, no solo para la Policía, sino para toda la ciudadanía, estoy seguro que cualquier persona que lo vea, por lo menos tiene que discutirlo y escoger alguna de las recomendaciones", sostuvo Pesquera. "Yo no anticipo que ese reporte salga antes de la primavera del 2013", agregó.

 Pesquera indicó que el grupo de expertos realizó este mes la tercera visita desde que comenzaron las evaluaciones. El objetivo del grupo de expertos es elaborar una serie de recomendaciones para ayudar a la Policía de Puerto Rico en la reducción de la tasa de asesinatos en la Isla.

"Es un proceso complejo. Ellos están revisando todos los procedimientos, particularmente las escenas de crimen, para ver que todos los protocolos y los procedimientos que usa la Policía son los correctos", explicó Pesquera.

 "Esa ayuda la tenemos por la suerte de que el DoJ nos la concedió a base de escoger (sus integrantes) a través de la nación a un grupo de expertos. Esta gente no son del Departamento. El Departamento lo auspicia", agregó.

El profesor de criminología de la Universidad del Estado de Michigan, David Carter, quien encabeza el grupo, adelantó recientemente algunas de las propuestas y señaló que su meta es aumentar la tasa de esclarecimiento de asesinatos a un 65%.

Por los pasados meses, el grupo de expertos ha estudiando el trabajo del Departamento de la Policía de Puerto Rico y sus oficiales. El análisis fue patrocinado por el Negociado de Asistencia de Justicia, una división del DoJ.

En una entrevista publicada por la propia Universidad del Estado de Michigan, Carter destacó cuatro áreas que se incluyen en las recomendaciones.

Uno de los puntos alude a un adiestramientos de oficiales de varias divisiones de la Uniformada para colaborar mejor con las unidades encargadas de investigar los asesinatos.

 Por ejemplo, Carter dijo que muchos asesinatos ocurren por disparos desde carros en movimiento que fueron robados. De manera que considera que los investigadores de autos hurtados deben estar más involucrados en las pesquisas de los asesinatos.

Asimismo, entiende que oficiales asignados a tareas preventivas contra gangas deben estar más involucrados en las investigaciones de los asesinatos de miembros de pandillas para prevenir matanzas de venganza.

Según un editorial de la agencia financiera Bloomberg, se cree que más de la mitad de los 1,117 asesinatos de 2011, estuvieron relacionados con el narcotráfico.

Por otro lado, Carter apuntó que la Policía necesita mejorar sus lazos con la comunidad para conseguir una mejor colaboración en las investigaciones.

"Si la gente no confía en ti, no te van a hablar", comentó Carter. "Y si no te hablan, probablemente no vas a resolver el asesinato", añadió.

Otro punto que comentó Carter es la reubicación de más agentes a las áreas de mayor incidencia criminal y reasignar oficiales a las tareas de investigación de escenas de crímenes.

Según el artículo, el profesor también dijo que aunque la Isla cuenta con unos 16,000 policías, existe una tasa de pobreza del 45% y la Uniformada carece de muchos de los recursos que los policías en Estados Unidos toman por sentado.

Con estas y otras medidas, los expertos esperan que la tasa de asesinatos de Puerto Rico, que actualmente es de 25%, aumente 65%, para acercarlo a la de Estados Unidos que es de 75%.

De esta manera, espera comenzar con una reducción en la tasa de asesinatos a 20 por cada 100,000 personas. Actualmente, es de 29 asesinatos por cada 100,000 personas.

“Para los estándares de Estados Unidos continentales, todavía está por debajo", afirmó Carter, "pero comparado con lo que tienen ahora es una gran mejoría". El académico, quien fue policía, espera que el grupo de ocho expertos termine el informe para verano de 2013.

De acuerdo con el artículo, el equipo de Carter ha estado trabajando directamente con la Policía de Puerto Rico, incluyendo visitas a escenas de asesinatos, como parte del estudio para mejorar las técnicas y prácticas de investigación. El grupo, que incluye a expertos en investigación y especialistas en ciencias forenses de diferentes partes de Estados Unidos, realizó un trabajo similar hace dos años Nueva Orleáns.

"Esto funciona. Hemos visto que funciona", sostuvo Carter, quien también participó en el adiestramiento para policías en Estados Unidos para atender casos de terrorismo.

"Pero tienes que cambiar la forma en que la organización hace sus negocios", agregó Carter, en referencia a las operaciones administrativas de la Policía.