Pichaera total en caso Héctor O’Neill

Por Alejandra M. Jover Tovar 03/17/2017 |00:00 a.m.
El legislador popular, Héctor Landrau, lamentó que fue ignorado su proyecto de unirse al pedido del Gobernador para destituir al alcalde Héctor O’Neill, del PNP. ([email protected])  
Legislatura municipal de Guaynabo deja pasar sin pena ni gloria reclamo para exigirle la dimisión al alcalde.

No llegó ni a primera base.

Con una tardanza de más de una hora y cuatro proyectos en agenda, la Legislatura Municipal de Guaynabo se reunió anoche sin que abordara el asunto que mantiene los ojos del país sobre esta ciudad: el futuro del alcalde Héctor O’Neill.

Y es que ni siquiera estaba en agenda el proyecto de resolución radicado el lunes por el legislador de la minoría popular, Héctor Landrau, quien exigió, entre otras cosas, unirse al pedido del gobernador Ricardo Rosselló Nevares para destituir de su cargo al alcalde.

O’Neill está involucrado en un escándalo luego de que trascendiera que transó el pasado diciembre, por $300,000, una demanda por hostigamiento sexual que le radicó la agente municipal Yenetamine Díaz Zayas.

Anoche se abrieron tardíamente los trabajos con la presencia de los tres legisladores de minoría y 10 de los 13 de la mayoría penepé. 

El presidente de la legislatura municipal, Javier Capestany, no llegó a la sesión.

Tras hacer una invocación para “pedir sabiduría” para realizar las labores del día y pasar lista, se abrieron los turnos iniciales y ahí Landrau se levantó para leer su reclamo. 

Pero antes de que pudiera pasar del “buenas noches”, el secretario le advirtió que tenía dos minutos, “según el reglamento”.

“Yo lamento que esta noche hayan decidido que sean dos minutos y que se utilice el reglamento en un día como hoy”, protestó en vano.

El legislador popular repasó su reclamo. 

“Lamento que el señor presidente no esté presente en los trabajos y también lamento que esta legislatura, que esta mayoría, no haya decidido presentar la solicitud que sometí el lunes pasado, pidiendo que se unieran al pedido de renuncia del señor gobernador con respecto al alcalde de Guaynabo”, dijo el popular mirando hacia el podio, “y también (que no hayan atendido) la solicitud de que se investigaran los fondos que utilizó (O’Neill) para transar la demanda. Lamento, también, que ustedes se unan en cierto modo a todo esto que está pasando en el pueblo de Guaynabo”, recalcó.

Les recordó a sus compañeros que ya en otras ocasiones votaron para transacciones de demandas de hostigamiento sexual. “Yo creo que llegó la hora de que ustedes sean los legisladores que el pueblo de Puerto Rico y el pueblo de Guaynabo desea de la gente que los representa, que no toleren ni la corrupción ni la falta de ética, ni la falta de moral en el servicio público”, agregó.

“Todos, en algún momento u otro, fallamos, pero no podemos amarrar nuestros votos ni nuestras decisiones en aquellas cosas que nosotros mismos no vamos a tolerar en nuestros familiares o seríamos capaces de hacer. Gracias por esta oportunidad y espero que en algún momento u otro la resolución que sometí pueda ser traída al pleno”.

“Muchas gracias, compañero Landrau. ¿Algún otro compañero?”, y ante el silencio y con un malletazo, cerraron la sesión de turnos iniciales.

El resto transcurrió en aprobar la agenda. Poco después de media hora de trabajos, Landrau volvió a preguntar por el estatus de su proyecto, y le dijeron que “está en proceso legislativo y próximamente se atenderá”. Tras eso, se acabó todo y los legisladores se levantaron y se fueron rápidamente.

En un aparte con Primera Hora, Landrau comentó que “al menos hubiese querido que votaran, aunque fuera en contra. Pero estoy seguro que ni siquiera lo han leído y lo van a seguir aguantando y dando largas al asunto, y simplemente no traerlo nunca a la consideración, o seguir estudiando y estudiando hasta que pasen los cuatro años. Eso no es lo que espera el pueblo de Guaynabo de su gente”. 

Gobernador insiste en que se retire de la alcaldía (Por: María de los Milagros Colón)

Aunque ha caído en oídos sordos la petición de renuncia por parte de Ricardo Rosselló Nevares al alcalde de Guaynabo Héctor O’Neill, el gobernador insistió ayer en su salida inmediata.

“Está el mejor interés del pueblo de Guaynabo, del pueblo de Puerto Rico y del mismo alcalde que lo haga y que lo haga ya”, dijo el gobernador en conferencia de prensa a la salida de una visita al Taller de Fotoperiodismo en Puerta de Tierra.

Sin embargo, Rosselló recalcó que no puede hacer más para sacar de la alcaldía al presunto agresor sexual, independientemente de la situación que esto represente para el resto de los empleados.

“Hasta el momento, he hecho todo lo que está en mi poder constitucional para que el alcalde renuncie y sobre todo para investigar lo que son unas acusaciones muy serias”, indicó.

El gobernador también aseguró estar satisfecho con el proceso de investigación que lleva a cabo el Departamento de Justicia, pero no comentó más al respecto.

“Una investigación de esa índole no se dilucida en un día”, sostuvo.

Regresa a la portada

Tags

Héctor O'NeillGuaynabo