Piden que se investigue abandono del ICP

01/26/2013 |
Primera Hora denunció esta semana el estado vergonzoso en que se encuentran varios museos del Instituto de Cultura Puertorriqueño. (Archivo)  
María de Lourdes Santiágo alerta sobre posible pérdida de un tesoro.

Piden que se investigue al Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP).

La líder independentista María de Lourdes Santiago radicó una resolución conjunta en la que le solicita al Senado que lleve a cabo una pesquisa “minuciosa” sobre el estado de abandono en que están muchas de las instalaciones y programas del Instituto.

La senadora del Partido Independentista Puertorriqueño dijo que la cultura tiene que convertirse en una prioridad y que el Gobierno tiene que asignarle dinero suficiente a esa entidad para que restaure y les dé mantenimiento a sus museos y otras dependencias de alto valor cultural e histórico.

Primera Hora denunció esta semana el estado vergonzoso en que se encuentran varios museos del Instituto, particularmente el de la Casa de la Familia, en el Viejo San Juan.

En ese museo se cuela el agua, hay filtraciones por todas partes y las vigas del techo han sido víctimas de la polilla, el comején o la humedad, entre otros daños.

Este diario también documentó el estado ruinoso en que ha quedado la Casa de los Contrafuertes, en el Viejo San Juan, edificación histórica de gran importancia que albergaba el Museo de la Herencia Africana y el Museo Pablo Casals.

“Ahí hay unos daños que si continúan, van a ser irreparables... Esa situación es inexcusable”, afirmó la pipiola, quien advirtió que dicho patrimonio, si no se atiende, puede desaparecer.

Durante la campaña electoral, la senadora del PIP también recibió información acerca de atropellos y abusos de poder por parte de personal administrativo de la agencia contra empleados del Instituto que quieren que el Senado investigue.

“En algunos casos, se trata de persecución por afiliación política”, dijo.

“El Instituto está operando básicamente de manera silvestre”, sostuvo Santiago, quien llamó “a revisitar la idea y función” del Instituto de Cultura Puertorriqueña.

Santiago dijo que en la Isla la cultura es vista como el pariente pobre al que ayudan si sobran los chavos, y eso no debe ser así.