Pitbulls se roban el show en el Capitolio-VÍDEO

Por Francisco Rodríguez-Burns / frodriguez@primerahora.com 10/03/2013 |05:41 p.m.
Manifestantes acudieron hoy por la mañana al Capitolio para solicitar la eliminación de la veda acompañados por los perros que se convirtieron en la atracción principal. (juan.martinez@gfrmedia.com)  
La ley prohíbe su posesión, pero cuatro canes de la raza Pitbull se convirtieron en el centro de atracción durante una manifestación realizada frente a la Casa de las Leyes hoy.

Algunos ciudadanos tomaban distancia mientras otros se acercaban cariñosamente a cuatro canes que jugaban frente al Capitolio. Todos tenían sangre de un American Pitbull Terrier, algunos más que otros, y su ascendencia los convertía en mascotas ilegales a pesar de sus ladridos juguetones.

La ironía no pasaba desapercibida.

En Puerto Rico se prohíbe la introducción, venta y posesión de los perros de esta raza, así como los "híbridos" producto de su cruce. Pero una decena de manifestantes acudieron hoy por la mañana al Capitolio para solicitar la eliminación de la veda acompañados por los perros que se convirtieron en la atracción principal. Los canes, tres de los cuales fueron rescatados en la Isla y otro en un pueblo cerca de Austin, Texas, lucían pañuelitos con dibujos de figuras de una diseñadora local, Marian Carro, mientras la única perra Leia, tenía una flor en un collar de color fucsia.

"Leia definitivamente quiere ser el centro de atracción y si hay comida para ella puedes lograr lo que quieras. Escogí este color para su collar, ya que tiene una personalidad vibrante", indicó Deiraní Collazo, la dueña de los cuatro canes y quien trabaja como entrenadora de perros y especialista en comportamiento canino. La perra fue rescatada en Cayey cuando apenas tenía cinco semanas de nacida.

 
Pitbulls se roban el show en el Capitolio

En Puerto Rico se prohíbe la introducción, venta y posesión de los perros de esta raza, así como los "híbridos" producto de su cruce.


Ray, por otro lado, fue rescatado cerca de Austin junto a su hermana por un ciudadano que le daba de comer a gatos realengos. El perro, el más de grande los cuatro, lucía el pañuelo amarillo, pero su collar era un rojo vibrante. El color, según explicó la entrenadora, no encaja con su "personalidad seria".

El perro más parecido a un American Pitbull Terrier, Jet, de un año y cinco meses, se mantuvo dócil ante los empleados y visitantes del Capitolio que le ofrecieron muestras de cariño mientras que Bass, de un año y seis meses, aparentó ser el más sociable y cariñoso.

"Para mí no son unas mascotas, son mis hijos. El tiempo que llevo con ellos me ha hecho recapacitar. Hay que dedicarles tiempo para mostrarles el buen camino", indicó Christopher Padilla, pareja de la entrenadora y productor de música electrónica.

Tags

perro pitbullCapitolio