Podrían eliminar vuelos nocturnos en el aeropuerto LMM por presupuesto federal

02/23/2013 |12:37 p.m.
“Vuelos a ciudades de alto tráfico como Nueva York, Chicago y San Francisco, podrían registrar retrasos por hasta 90 minutos durante las horas pico, debido que tendremos menos controladores disponibles”, advierten los funcionarios. (Archivo)  
Entre las medidas contempladas, también mencionan la eliminación de “los turnos de medianoche en sobre 60 torres (de control) a través del país”.

Si la Rama Ejecutiva y el Congreso de Estados Unidos no logran pronto un acuerdo que evite el llamado “secuestro presupuestario”, que impondría severos recortes en todo el gobierno estadounidense, Puerto Rico podría quedarse sin vuelos nocturnos debido a los recortes que tendrá que hacer la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) y que incluyen la eliminación de turnos en las torres de control de numerosos aeropuertos, incluyendo el internacional Luis Muñoz Marín.

La información la ofrecieron el secretario de transportación de Estados Unidos, Ray LaHood y la administradora de la FAA, Michael Huerta, en una carta conjunta que dirigieron ayer a los distintos componentes de la industria de la aviación en Estados Unidos,

“Para prepararnos para la posibilidad de un secuestro presupuestario el 1ro de marzo de 2013, la FAA está haciendo planes para reducir sus gastos por aproximadamente $600 millones para lo que resta del año fiscal 2013”, indica la misiva.

“El propósito de esta carta, agregan, es avisarle sobre los cambios operacionales que estamos considerando para que puedan ustedes preparar sus propios planes y minimizar el impacto a las operaciones de sus organizaciones y sus miembros”, dice el documento.

Entre las medidas contempladas, mencionan la eliminación de “los turnos de medianoche en sobre 60 torres (de control) a través del país”.

Entre esos aeropuertos cuyas torres no tendrían servicios nocturnos se incluye a “SJU”, San Juan Tower, San Juan.

Se proponen además recortar el equivalente a un día de trabajo a 47,000 empleados de la agencia, incluyendo entre estos los puestos gerenciales.

También están entre las medidas de economía, la reducción de trabajos de mantenimiento preventivo, aprovisionamiento y apoyo al equipo de la agencia.

“Como consecuencia de la reducción en empleados y la salida prolongada de equipos que resultará de un reducido inventario de piezas y menos técnicos, los viajeros deben esperar retrasos en sus vuelos. Vuelos a ciudades de alto tráfico como Nueva York, Chicago y San Francisco, podrían registrar retrasos por hasta 90 minutos durante las horas pico, debido que tendremos menos controladores disponibles”, advierten los funcionarios.

El llamado “secuestro presupuestario” es un proceso que conlleva severos recortes de gastos automáticos para balancear el presupuesto federal en lo que resta del presente año fiscal 2013, que culmina el próximo 30 de septiembre.

 Solo un acuerdo entre Casa Blanca y el Congreso sobre un nuevo presupuesto podría evitar que entre en vigor este temido proceso. En estos momentos, persiste el tranque entre una Casa Blanca demócrata y una Cámara de Representantes dominada por el Partido Republicano.