Por fin llegó la carta de la Junta al gobernador

Por Istra Pacheco 11/30/2016 |00:00 a.m.
La Junta de Supervisión Fiscal le otorgó al ejecutivo hasta el 15 de diciembre para que someta sus enmiendas al plan fiscal. En la foto, José R. González, el presidente de la Junta, José Carrión (centro), y Ana Matosantos en la pasada reunión en Fajardo. (Archivo)  
Explican por escrito las enmiendas que necesita el plan fiscal para poder certificarlo y echarlo pa’ lante

Dos semanas después de adelantar la información, la Junta de Supervisión Fiscal (JSF) divulgó la carta en la que formalizó su rechazo al plan fiscal que sometió el gobernador Alejandro García Padilla.

En sus argumentos, la JSF aseguró ayer que luego de evaluar los documentos y los comentarios de más de 70 personas o entidades, para el cuerpo “está claro” que hace falta “más ajustes (...) particularmente en lo que respecta a reformas estructurales” para que la economía boricua pueda volver a tener un crecimiento sostenible. 

La Junta le otorgó al ejecutivo hasta el 15 de diciembre para que someta sus enmiendas. 

También ayer, dos funcionarios de la actual administración se reunieron en Nueva York con miembros de la Junta: Fernando Oronoz, subdirector de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal y Emiliano Trigo, asesor de asuntos federales. No se informó el saldo de esa reunión.

Lo que pide la JSF

Entre los arreglos que el gobierno debe hacerle al Plan de Crecimiento Económico y Fiscal (que es su nombre completo) figuran: un análisis de cómo el Gobierno propone lograr un repunte en la economía dentro de los próximos 10 años y de qué forma va a poder medir ese crecimiento.

El Gobierno debe incorporar además un pronóstico de cómo va a nutrir el plan de pensiones de empleados públicos a partir de 2028, que es la fecha en que se proyecta que ese fondo podría quedarse sin dinero. 

Otras peticiones son una propuesta de reestructurar la deuda y un análisis de cómo va sustentar los pagos de esas deudas.

La Junta también pide saber de dónde se sacará el dinero que ahora proviene del arbitrio de 4% a las corporaciones foráneas.

Ese impuesto, legislado localmente, genera aproximadamente el 20% de los ingresos que recibe el gobierno y según la ley que lo creó, expira el año que viene.

Sin embargo, aún se desconoce cómo se va a sustituir el dinero proveniente de esa partida si no se ha presentado ninguna otra medida al respecto. 

La Junta pidió además eliminar como futuros ingresos del gobierno los fondos federales del llamado Obamacare que también tienen fecha de expiración.

“Mis colegas en la Junta y yo estamos listos para trabajar con usted y con su equipo en un plan fiscal revisado que podamos certificar para la fecha que nos propusimos del 31 de enero de 2017”, explicó en la misiva José Carrión, presidente de la JSF.

Una copia de la carta también se le envió al gobernador electo, Ricardo Rosselló Nevares.

Programa de trabajo propuesto

La próxima reunión de trabajo de la Junta y el equipo asesor del gobernador se pautó para el 9 de diciembre.

Una vez se entregue un plan enmendado el 15 de diciembre, la Junta hará una invitación abierta a los acreedores para que inicien negociaciones de buena fe. 

La semana del 16 de enero se esperan reunir los miembros para revisar la versión enmendada del plan fiscal de manera que el 31 de enero pueda quedar aprobado finalmente.

Se trata de un plan de trabajo “ambicioso pero necesario”, reconoció Carrión.

Regresa a la portada