Presidente UPR dice que hizo su trabajo para recobrar fondos federales

Por Melisa Ortega Marrero / melisa.ortega@gfrmedia.com 03/12/2013 | 07:32 p.m.
Miguel Muñoz (Archivo)  
Miguel Muñoz dijo haber “hecho su trabajo” para que la Fundación Nacional de las Ciencias levante finalmente la suspensión de asignaciones millonarias de fondos.

A pesar de tardar varios meses en autorizar la implementación de los cambios en las normas concernientes al pago a investigadores, el presidente de la Universidad de Puerto Rico (UPR), Miguel Muñoz, dijo haber “hecho su trabajo” para que la Fundación Nacional de las Ciencias (NSF, por sus siglas en inglés) levante finalmente la suspensión de asignaciones millonarias de fondos.

“El asunto ha tardado más de lo que quisiera, pero la Universidad de Puerto Rico es complicada, el sistema de investigación es complicado. Los requisitos que nos pide la NSF son muchos y vamos a cumplir con ellos, yo no tengo duda”, dijo Muñoz a su salida de una vista pública de la Comisión cameral de Asuntos Federales y Asuntos del Veterano.

Ese cuerpo, presidido por el legislador popular Eduardo Ferrer, investiga la administración de fondos federales asignados a la UPR y la congelación de millones de dólares que recibe de la NSF el Recinto Universitario de Mayagüez (RUM) y la Administración Central del primer centro docente del país por falta de controles en los sistemas para reportar los informes de “Tiempo y Esfuerzo”.

En su ponencia, Muñoz explicó que, tras su visita a la UPR en el 2010, miembros de la NSF hicieron varios señalamientos relacionados al incumplimiento de las regulaciones federales en el Centro de Investigación y Desarrollo (CID) del RUM y al Centro de Recursos para Ciencias e Ingeniería (CRCI) de la Administración Central.

Luego de esto, la UPR –a petición de la NFS- elaboró un Plan de Acción Correctiva, que fue aceptado por el organismo federal el 3 de febrero de 2011. El informe final del plan fue sometido el 30 de marzo de 2012, señaló Muñoz.

El presidente del centro educativo explicó que, tras varias gestiones para corregir los señalamientos en la tramitación e implantación de los informes de “Tiempo y Esfuerzo”, la Junta de Síndicos aprobó en el 2011 tres certificaciones en las cuales “se estableció el tipo de actividades y responsabilidades que son o no parte del esfuerzo profesional total, y por ende a incluirse o excluirse del salario base institucional del profesor. Además, se decidió incorporar un lenguaje claro sobre la reglamentación de salarios de verano”.

En julio de 2011 se distribuyó el borrador del manual con el nuevo sistema. Sin embargo, no fue hasta mediados de marzo de 2012, que el presidente de la UPR emitió la circular autorizando la implantación del mismo y hasta verano de ese mismo año que se comenzó a trabajar con el nuevo sistema, con el que esperaban cumplir con los requisitos federales.

El 23 de abril de 2012, la NSF decretó la suspensión de fondos, que fue extendida el pasado mes de febrero. La NSF tiene pautada una visita a la UPR del 18 al 22 de marzo, tras lo cual decidirá si levanta la congelación o la hace permanente.

En su ponencia, Muñoz alegó que los primeros señalamientos sobre los informes en controversia surgieron en el 2006. Para esa fecha, la UPR era presidida por Antonio García Padilla, hermano del gobernador.

“Yo he dicho que si es del 2007, 2008, 2009 hasta el 2013, pues que caiga la responsabilidad donde caiga. Nosotros también coincidimos con el presidente de la Universidad de Puerto Rico en que nosotros somos un ave de paso en la Legislatura y vamos a hacer una cosa seria”, dijo, por su parte, Ferrer en un aparte con este medio tras la vista.

“No hay nada que evidencie. Ningún documento dirigido al pasado presidente de la Universidad de Puerto Rico Antonio García Padilla sobre ese particular. Yo lo que he recibido durante estas vistas es una prueba de referencia, ningún documento de que el señor García Padilla tenía conocimiento”, agregó.

Durante la vista, la expresidenta de la Cámara de Representantes, Jenniffer González, acusó a Ferrer de llevar a cabo una “cacería de brujas” en la UPR y felicitó a Muñoz por las gestiones realizadas para recobrar las asignaciones federales.

En torno a esta expresión, Muñoz dijo entender de dónde surge. “Ella lo hace porque, tengo que decirlo, el representante Eduardo Ferrer en una vista anterior le pidió la renuncia a este servidor a sabiendas de que el presidente de la Universidad de Puerto Rico no es un puesto del gabinete del señor gobernador, es un puesto que responde a la Junta de Síndicos”.

“Los fondos de investigación, perder trabajo de cinco, 10, 15 años de investigación, perder que se costeen esos proyectos e investigación es una casería de brujas pues entonces es una cuestión que el pueblo tiene que aquilatar”, dijo, por su parte, Ferrer.

Ante al Comisión cameral también depuso Brad Weiner, decano de la Facultad de Ciencias Naturales de la UPR, a quien se responsabiliza por los fallos señalados desde el 2010. Este afirmó que en sus 25 años como parte de la Universidad nunca ha manejado fondos de manera ilegal.

Se espera que para la próxima semana los miembros de la Comisión cameral de Asuntos Federales y Asuntos del Veterano hagan público un informe en torno a este asunto.