Querella ética contra representante Nelson Torres Yordán no prospera

Por Primerahora.com 11/11/2013 |04:45 p.m.
La querella contra Nelson Torres Yordán fue presentada por María Milagros Charbonier. (Archivo)  
Esta es la primera resolución que toma el panel investigativo recientemente constituido al amparo de las nuevas Reglas de Ética de la Cámara de Representantes.

El panel investigativo de la Comisión cameral de Ética determinó este lunes de manera unánime que no existe causa para proseguir con un caso en contra del representante popular Nelson Torres Yordán por alegados actos indebidos en el desempeño de sus funciones.

La determinación responde a una querella presentada por la representante novoprogresista María Milagros Charbonier en contra del presidente en propiedad de la Comisión de Ética a raíz de una investigación a cargo del legislador popular por unos hechos que supuestamente fueron adjudicados por el Departamento de Justicia.

“De forma unánime, no se halló causa en sus méritos para continuar con la misma, por lo que se procede con el archivo”, dijo en declaraciones escritas el presidente interino de la Comisión de Ética, Carlos Bianchi Angleró, quien sustituyó a Torres Yordán en el puesto mientras se dilucidaba la querella en su contra.

Esta es la primera resolución que toma el panel investigativo recientemente constituido al amparo de las nuevas Reglas de Ética de la Cámara de Representantes.

El grupo estuvo compuesto este lunes por Bianchi Angleró, el representante del Partido Nuevo Progresista (PNP) Carlos “Johnny” Méndez, así como por los miembros exofficio del interés público Luis Negrón Portillo, Evelyn Benvenutti Toro, Providencia Iglesias Caballero y Rafael Ángel Flores Díaz.

El panel interviene en estos casos solo para decidir si la queja tiene suficiente mérito para que la Comisión la investigue a fondo.

Charbonier se querelló porque Torres Yordán, también presidente de la Comisión del Contralor, pretendía investigar unos hallazgos que hizo la Oficina del Contralor en el 2007 en su contra por unas supuestas irregularidades cometidas por ella al cobrar por sus servicios como abogada al Municipio de Canóvanas.

La legisladora indicó que esos señalamientos fueron adjudicados por el exsecretario de Justicia Roberto Sánchez Ramos.

Argumentó que Torres Yordán la indujo a incurrir en conducta indebida al no informarle sobre la alegada investigación en su contra, y así permitirle inhibirse en los trabajos de la Comisión del Contralor, a la que también pertenece la representante.