Ramón Rodríguez no cumplió con requisitos para alquiler de oficina

Por Nydia Bauzá / [email protected] 01/03/2018 |11:43 p.m.
Cámara de Representantes no autorizó la apertura del espacio en Santa Isabel.

El representante Ramón Rodríguez Ruiz nunca obtuvo autorización de la Cámara de Representantes para montar su oficina legislativa por el distrito 27 en un local alquilado en el centro comercial Santa Isabel Plaza.

Así lo confirmó a Primera Hora, el administrador de la Cámara, Moisés Cortés Rosado, en declaraciones escritas.

Cortés Rosado reveló que el 27 de enero de 2017, Rodríguez Ruiz le expresó mediante carta su interés de abrir una oficina de servicios legislativos en el mencionado centro comercial en Santa Isabel, uno de los cinco municipios que comprende el distrito 27.

En la carta, el legislador informó que por el arrendamiento pagaría una renta básica de $1,050 mensuales. Según ha trascendido, el local es propiedad del abogado Fernando Echegaray, el notario que suscribió la declaración jurada en la que la empleada legislativa Soniel Torres Suárez exculpa a Rodríguez Ruiz del incidente de violencia doméstica que la mujer sufrió el 10 de noviembre pasado, después de haberlo señalado con su puño y letra como responsable de los hechos, en sus declaraciones a la Policía.

El Administrador de la Cámara detalló que el Artículo V(A) y (B) de la Orden Administrativa Número 2009-21 dispone que todo representante interesado en establecer este tipo de oficina tiene que remitir una petición al Presidente de la Cámara solicitando la aprobación, así como, para suscribir el contrato de arrendamiento.

Cortés Rosado explicó que la orden administrativa requiere que en la solicitud se incluya el nombre, número de seguro social y teléfono del arrendador, la dirección física del local, el canon de arrendamiento, frecuencia de pago, vigencia y pies cuadrados del espacio, lo que Rodríguez Ruiz no hizo.

“Le recomendé al legislador que enmendara la solicitud, de conformidad con lo exigido por la mencionada orden y el representante nunca sometió la información requerida en la Orden Administrativa, razón por la cual no se autorizó la apertura de dicha Oficina”, indicó el funcionario cameral.

“Existen certificaciones de Auditoría Interna, al igual que de la Oficina de Contratos, respectivamente, que establecen el hecho de que nunca se realizó la certificación de oficina, ni se otorgó contrato alguno de arrendamiento para el legislador”, aseguró Cortés Rosado.

En medio de la controversia que desató el episodio de violencia de género atribuido a Rodríguez Ruiz y que es objeto de una investigación minuciosa por el Departamento de Justicia, el legislador dijo en una conferencia de prensa en el Capitolio, que el local de Santa Isabel era “un punto” de encuentro de los empleados.

En la conferencia de prensa, Rodríguez Ruiz evadió contestar si conocía a Echegaray, quien figura en su lista de amigos en la red social Facebook.

El 17 de diciembre del 2016, Rodríguez Ruiz fue anfitrión en una “fiesta de agradecimiento” en la hacienda de Echegaray en el sector Gabia de Santa Isabel.

Primera Hora visitó hace unas semanas el centro comercial Santa Isabel Plaza y preguntó al guardia de seguridad de turno por la oficina de Rodríguez Ruiz. “Esa era la oficina, pero no hay nada. Hace un tiempo sacaron todo”, se limitó a decir el oficial al mostrar el espacio vacío.

Mientras, el oficial investigador Ernie Cabán menciona en el informe que rindió a la Cámara del representante Rodríguez Ruiz, que como parte de su pesquisa visitó el local en Santa Isabel.

Por otra parte, un ciudadano de Ponce, Rey Figueroa Prado, informó que le radicó una querella a Rodríguez Ruiz por falsa representación, treta y fraude, en la Oficina del Comisionado de Seguros.

Figueroa alega que antes de ser elegido a la Legislatura, le compró un seguro de vida a Rodríguez Ruiz y después se percató de que la póliza la firmaba otra persona. “Me engañó, me ofreció unas cosas y cuando voy a solicitarlas, no las tenía”, dijo Figueroa.

 
Escandaloso informe del representante Rodríguez Ruiz

El presidente de la Cámara lo refirió al Departamento de Justicia.


Regresa a la portada