Recompensa por propiedades sin dueño

Por Primerahora.com 06/18/2017 |12:52 p.m.
El Código Civil estipula que heredará el Estado, a falta de personas que tengan derecho a heredar conforme a las normas de la sucesión intestada, destinándose los bienes al "Fondo de la Universidad". (Archivo)  
El 80% de la venta sería para la UPR y el resto para la persona que identifique la propiedad.

El representante del Partido Nuevo Progresista (PNP), Félix Lasalle Toro, radicó una medida que busca enmendar el Código Civil para ofrecer una recompensa a cualquier ciudadano que constate, tras una investigación y con documentos fehacientes que así lo acrediten, la existencia de una vivienda deshabitada y sin herederos que la reclamen para así facilitar la transferencia al primer centro docente de la Isla, se informó hoy mediante comunicado de prensa.


“Toda persona que transite por cualquier calle de Puerto Rico puede ver cómo muchos vecindarios han ido deteriorándose por el abandono de estructuras comerciales y residenciales. Esto en gran parte se debe a que dichos inmuebles pertenecían a personas que no contaban herederos conforme a las normas del Código Civil. Por otro lado, sabemos que la UPR necesita fondos. Sin embargo, el Estado no tiene forma de saber cuáles y cuántos bienes inmuebles le corresponden por herencia, los cuales podrían pasar a engrosar el “Fondo de la Universidad”. Por eso decidimos radicar esta medida”, señaló el también presidente de la Comisión de Seguridad Publica en la Cámara de Representantes.

Para remediar esta situación, el Proyecto de la Cámara 963 propone que se enmiende el Código Civil para que una vez el ciudadano identifique la propiedad, este puede acercarse hasta el Departamento de la Vivienda para denunciarla. Luego de que el Estado compruebe que realmente el inmueble denunciado le pertenece, deberá dar al denunciante una recompensa del 20% del producto del inmueble una vez haya sido subastado. 

El Artículo 912 del Código Civil de Puerto Rico estipula que heredará el Estado, a falta de personas que tengan derecho a heredar conforme a las normas de la sucesión intestada, destinándose los bienes al "Fondo de la Universidad". 

El problema con estas propiedades que la UPR recibe por falta de herederos es que el actual método para disponer de ellas es complicado y costoso, aunque en la actualidad se contemplan alternativas para hacer el trámite más ligero.

Regresa a la portada