Regaño federal a Rosselló por contrato de WhiteFish

Por Osman Pérez Méndez / [email protected] 11/14/2017 |03:55 p.m.
El gobernador, a preguntas de los senadores, indicó que ya “el 49 por ciento de la Isla tiene electricidad”. (Captura/Facebook)  
El senador Mike Lee arremetió contra el contrato de Whitefish describiéndolo como apenas un ejemplo de la corrupción que plaga la AEE.

La necesidad de no solo reconstruir el sistema eléctrico, sino de remplazarlo por un uno más eficiente y resistente fue parte fundamental de la audiencia que tuvo lugar hoy en el Washington para hablar de los esfuerzos de recuperación en Puerto Rico y las Islas Vírgenes Estadounidenses. El polémico contrato con la compañía Whitefish, en lugar de pedir la asistencia de ayuda mutua, fue otro de los temas más relevantes de la audiencia del Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado federal. 

A la vista fueron convocados el gobernador Ricardo Rosselló, el director ejecutivo de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE), Ricardo Ramos; la directora ejecutiva de la Junta de Supervisión Fiscal (JSF), Natalie Jaresko; y el presidente de la Comisión de Energía de Puerto Rico, José H. Román Morales. 

La senadora Lisa Murkowski fue una de las que enfatizó en la necesidad de que la reconstrucción de la red eléctrica en ambos territorios se hiciera bajo nuevos y mejores estándares y no levantar lo que ya existía. 

Murkowski también preguntó por qué Puerto Rico no pidió de inmediato la ayuda mutua, algo que sí hizo las Islas Vírgenes.

La senadora Maria Cantwell, por su parte, no solo criticó el contrato de Whitefish porque “levantó muchas dudas”, sino que resaltó que la razón por la que se otorgan los contratos a la ayuda mutua es para garantizar que se reconstruya al mejor costo. Agregó que contratos como el de Whitefish servían para lucrarse y advirtió que “no vamos a permitir que se lucren de la gente en medio de una tragedia”.

En sus respuestas, Rosselló achacó no haber contratado la ayuda mutua al hecho que en un principio no se conocía la magnitud del daño, entre otras razones porque se perdieron las comunicaciones. Agregó que también pensaron que se podría restablecer la electricidad en pocos días y la mejor alternativa era contratar una compañía y no la ayuda mutua, que para entonces ya estaba operando en varios otros escenarios de desastres. 

El senador Mike Lee también arremetió contra el contrato de Whitefish describiéndolo como apenas un ejemplo de la corrupción que plaga la AEE. “El pez blanco (Whitefish) no nada solo. Hay todo un cardumen de contratos en los que se le roba al pueblo”, comentó. 

Lee también le preguntó a Rosselló si estaba de acuerdo con que se aplicara a Puerto Rico una extensión de la ley de reclamaciones falsas, que le impone penalidades a individuos y entidades que defraudan a programas federales. 

El senador Joe Manchin también cuestionó el contrato de Whitefish destacando que sus pagos eran el doble o el triple de las tarifas que se daban por trabajos similares en cualquier otro lugar.

El gobernador, a preguntas de los senadores, indicó que ya “el 49 por ciento de la Isla tiene electricidad”. Dicha cifra, no obstante, es la generación de electricidad actual según los datos que ofrece la AEE y, según ha admitido la propia agencia, no significa que el 49 por ciento de los clientes ya cuenten con energía eléctrica. 

En un momento de la audiencia, el gobernador de las Islas Vírgenes Estadounidenses, Kenneth Mapp, comentó sobre el hecho de que algunos paneles solares resistieron los vientos huracanados, mientras que otros fueron reducidos a escombros. 

El senador Angus King destacó la posibilidad de que tales fuentes alternas de energía no solo sirvieran para bajar los costos de energía sino que pudieran resistir huracanes. “Estoy fascinado por el hecho que algunas fincas solares sí sobrevivieron. Eso quiere decir que, si el diseño es bueno, la energía solar es una posibilidad”, destacó. 

Los líderes puertorriqueños también serían cuestionados más tarde por miembros del Cámara federal en otra audiencia para abordar la situación de la Isla. 

Regresa a la portada