Ricky Rosselló resta importancia a convicción de Vázquez Botet

10/03/2012 |04:20 p.m.
Rosselló Nevares defendió las credenciales de Vázquez Botet y restó importancia a su historial delictivo. (Archivo)  
Rosselló Nevares defendió las credenciales del galeno y restó importancia a su historial delictivo.

Aunque alegó desconocer los pormenores del caso sobre la designación de René Vázquez Botet al Recinto de Ciencias Médicas (RCM), Ricardo Rosselló Nevares defendió hoy, miércoles, las credenciales del galeno, y restó importancia a su historial delictivo.

Rosselló Nevares, cuyo nombramiento como catedrático auxiliar del RCM también fue objeto de múltiples críticas, evitó comparar su situación con la del oftalmólogo pediátrico, pero insistió en que, al hacer ese tipo de designación, el análisis debe centrarse en la preparación y la trayectoria profesional del nominado.

“Él tiene un peritaje, él ha sido en su carácter de doctor muy exitoso, y espero que no sea una consideración político partidista por la cual esté siendo afectado”, dijo en entrevista con este medio.

Rosselló Nevares relegó a un segundo plano el que Vázquez Botet resultara convicto y cumpliera cinco años de prisión por intervenir en un esquema de fraude y extorsión a los contratistas del Superacueducto, obra desarrollada durante la administración de su padre, Pedro Rosselló.

Por esos hechos, Vázquez Botet todavía extingue una pena de tres años de libertad supervisada.

“Creo que aquella persona que haya pagado su precio a la sociedad tiene la oportunidad de reivindicarse. De otra forma, ¿para qué le llamamos centros de rehabilitación?”, sostuvo Rosselló Nevares.

“La consideración al puesto debe ser estrictamente si pagó su precio a la sociedad -que sí lo pagó-, y segundo, si tiene los méritos y abona al crecimiento del recinto o de la profesión, y el conocimiento limitado que tengo de la situación, entiendo que en el pasado, ha sido un doctor exitoso”, puntualizó.

Vázquez Botet ocupa un puesto por contrato a tiempo parcial en el RCM, y devenga un salario de $165 la hora. El Comité de Personal de esa institución evaluaría hoy, miércoles, si se le otorga una plaza como catedrático auxiliar.

El presidente de la Universidad de Puerto Rico, Miguel Muñoz, ha expresado su rechazo a que se le conceda la plaza.