Roberto Arango alega artimaña política

08/30/2011 |

El renunciante senador por el distrito de San Juan Roberto Arango se aferró ayer en su carta de renuncia a que ha sido víctima de una artimaña de sus enemigos políticos, sin negar o aceptar que sean suyas las escandalosas fotografías que le han dado la vuelta al mundo y lo obligaron a dejar su escaño.

“Si he sido víctima de mi propia ingenuidad y de los avances de la tecnología que, al caer en manos diestras, pueden ser transformados en lo que una sola persona considere puede causar el mayor daño en más poco tiempo, que sirva esta experiencia para que contemplemos qué es lo que como pueblo esperamos sean los parámetros de la tolerancia y respeto al prójimo”, dijo en la misiva dada a conocer anoche vía Internet.

“Hasta este momento, tal vez con un grado de ingenuidad, creí que la dureza y la bajeza de algunos no llegaría al extremo de humillar y condenar al ostracismo a mis seres queridos”, dijo para agregar que “como padre responsable” su prioridad es proteger a su familia.

“Aunque lo que se ha hecho para desacreditarme en mi vida pública es cobarde, dañino y no aporta nada positivo a la luz de los retos a los que nos enfrentamos como sociedad, la necesidad de sanar y de dar ejemplos que no promuevan mayor hostilidad, ni violencia, me llevan a dilucidar este asunto fuera del hemiciclo senatorial”, sostuvo Arango, cuya renuncia es efectiva mañana miércoles, 31 de agosto.

No entró en el contenido de las fotografías que presentó el programa Dando candela, de Telemundo, y que se alega que fueron colocadas en una aplicación de telefonía móvil, una de las cuales muestra a un hombre con el torso desnudo y otra a un hombre a gatas sobre una cama.

El presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, alegó que la fotografía con el torso desnudo “no es obscena” y justificó nuevamente ayer no haber referido a la Comisión de Ética las polémicas imágenes.

“Según se me explicó, era una fotocopia ampliada que estaba distorsionada y él (Arango) alegó que no podía identificar esa fotocopia de una foto ampliada que había perdido resolución. Eso fue lo que él me dijo a mí, pero ésa no era la foto obscena que se pretendió alegar que era él”, alegó Rivera Schatz a preguntas de la prensa en el Capitolio.

“No teniendo a nadie que lo acusara con una querella o trajera evidencia que pudiera vincularlo de manera directa e inequívoca a él, no podían activarse los mecanismos de la Comisión de Ética. Si alguien hubiese venido aquí y me hubiera asegurado que (las fotos) estaban en una página de homosexuales, porque eso aquí se ha especulado, pero bajo juramento nadie lo ha dicho y que esa foto era parte de una secuencia de fotos obscenas, eso nadie lo ha dicho, con los elementos que teníamos no podíamos activar los mecanismos”, dijo.

Rivera Schatz no quiso entrar en el contenido de la carta de renuncia. “Debe ser el que la lea (el pueblo), el que la interprete”, dijo. Indicó que en el fin de semana le recomendó a Arango que renunciara.

El líder legislativo no quiso decir a quién favorecerá para llenar la vacante ni si respaldará al portavoz alterno, Larry Seilhammer, para que asuma la portavocía en propiedad.

Dijo que la portavocía se discutirá en un caucus el jueves y ese día la renuncia se informará oficialmente al cuerpo.

A rey muerto, rey puesto

Y no bien Arango ha dejado la silla vacante, se han seguido sumando aspirantes al codiciado escaño legislativo.

En la lista están la representante Liza Fernández; el presidente de la Asamblea Municipal de Guaynabo, Antonio L. Soto, y el también aspirante a gobernador, Iván González Cancel.

El ex enlace religioso de La Fortaleza Aníbal Heredia estuvo ayer reunido en el Capitolio, pero dijo que no busca el escaño vacante.

Mientras, el gobernador Luis Fortuño dijo que hasta que no transcurran 15 días de la renuncia oficial, no hay posiciones disponibles para el escaño. Indicó que el Directorio del Partido determinará cómo se llenará la vacante.

En tanto, un ambiente de desasosiego reinaba entre los empleados de la oficina del renunciante senador.

Arango no se presentó tampoco ayer al Capitolio. Trascendió que se encuentra fuera del país.

“Nosotros no sabemos nada. No nos hemos comunicado con él(Arango), estamos esperando instrucciones”, dijo la encargada de la oficina, Yadira Rivera.

Primera Hora pudo ver a tres empleados de la oficina de la Comisión de Reglas y Calendarios que salían llorosos, visiblemente afligidos, y con ojos enrojecidos del despacho legislativo.

Se espera que los 13 empleados de la oficina sean reubicados en la Presidencia y en la oficina del senador Seilhammer.