Roberto Arango: Lo que no te mata te hace más fuerte

11/21/2011 |06:35 p.m.
El ex legislador no quiso hablar sobre temas políticos por considerarse una “persona privada”. (Primera Hora/ Gerald López Cepero)  
Reconoció que han sido unos meses difíciles, los cuales ha podido sobrellevar gracias al apoyo de sus familiares

Convencido de que quienes provocaron su salida del ruedo político, en medio de una vorágine de especulaciones por la  publicación de unas escandalosas fotografías, pagarán por lo que hicieron, el ex senador penepé Roberto Arango  cerró un triste capítulo de su vida.

“La realidad es que el universo es perfecto y conspira para nuestro bien. Yo lo único que le deseo... es que vayan bien, que echan para adelante y que sean exitosos, que Dios se encargará de cada uno, Dios se encargará y yo creo en el karma, y el que la hace aquí, la paga aquí”, fue su mensaje que envió a quienes revelaron  las imágegenes.

“Eso es un capítulo cerrado. Yo estoy en el próximo capítulo, en  la construcción de un próximo futuro”, señaló.
Se trata de la primera aparición pública de Arango tras el escándalo. El ex senador  fue invitado por los líderes del residencial Manuel A. Pérez para participar de la carrera: “Agarra tu guinea  y gánate un pavo”, actividad que instituyó allí hace ocho años.    

Fue el pasado 28 de agosto cuando Arango entregó su carta de renuncia a raíz de la revelación de unas fotos en las que aparecía un hombre de frente, con el pecho desnudo y la cara tapada con un celular y en otra, el hombre está a gatas sobre una cama apuntando el celular a su trasero. 

Tras su dimisión, contó, se refugió en el apoyo de sus seres queridos.  Hasta mediados de septiembre estuvo en Atlanta, en la residencia de uno de sus hermanos. Luego regresó a la Isla y, desde entonces, trabaja para la empresa privada como representante de venta de varios productos. 

Admitió, visiblemente afectado, que han sido meses difíciles. “No ha sido fácil el proceso.  Ha sido un proceso duro, un proceso difícil”, reconoció para, acto seguido,  agradecer el apoyo de la madre de su hija, quien ha sido  “espectacular” y  una “piedra angular” en la salud emocional de la menor de 11 años.

¿Vuelve?

Arango no quiso adentrarse en el tema de la política por considerarse “persona privada”, pero  no le cerró las puertas a un posible comeback. “Lo único seguro en la vida, sabes qué es,  la muerte”, apuntó a preguntas de Primera Hora.

¿Se arrepiente de haber estado en la política?

Vamos a hablar de la vida en vez de la política. Yo creo que el universo es perfecto y conspira para nuestro bien.  Yo estoy convencido que lo que no te mata, te hace más fuerte.

Durante la actividad, que fue convocada por la senadora Kimmie Raschke- quien aclaró que éste no fue invitado,  Arango compartió con varios líderes comunitarios del residencial, quienes  fueron los que lo invitaron a compartir.
Entre éstos estuvo Papo Papo Christian, quien lo recibió con un abrazo. “Estamos contigo. Nosotros te queremos un montón y tú eres de nosotros,  qué chévere. Ay chico,  pero que bueno que estás aquí,  que alegría”, le dijo Papo. 

En su tono pintoresco aludió indirectamente  a quienes le hicieron daño al ex senador por San Juan. “Él no es malo, él es buena gente. Lo que pasa es que tiene muchos malos amigos”,  expresó.