"Están dejando a todo ese pueblo que ellos dicen estar representando fuera", agregó Rosselló. (Archivo)  
El gobernador dijo que este es el primer proceso de estatus que contará con el aval del gobierno federal.

Tras indicar que ya se trabajaron las enmiendas al plebiscito, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares reaccionó hoy al boicot anunciado por el liderato popular e independentista al indicar que es una estrategia que deja fuera del proceso a sus representados. 


"La historia nos dice que el boicot es la peor estrategia", indicó el mandatario durante una rueda de prensa en el Centro de Convenciones en Miramar.

"Están dejando a todo ese pueblo que ellos dicen estar representando fuera", agregó.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos propuso cambios al plebiscito del 11 de junio para que se incluya el actual status territorial. Ahora la consulta sería entre el territorio, la estadidad y la independencia.

Sin embargo, la Junta de Gobierno del Partido Popular Democrático (PPD) aprobó anoche una resolución para boicotear el plebiscito. El Partido Independentista Puertorriqueño y organizaciones y líderes políticos que apoyan la independencia y la libre asociación de Puerto Rico anunciaron el boicot también esta semana.

Rosselló dijo que los cambios al plebiscito buscan que sea uno vinculante y con validación del Congreso. 

"¿Qué va a pasar con ese pueblo que favorece el territorio, que favorece la independencia o que favorece la libre asociación? ¿Verdaderamente le van a dar la espalda al primer proceso avalado por el Congreso, plebiscitario que va a tener consecuencias reales para Puerto Rico? Yo creo que una pregunta que se tiene que hacer el liderato: si están interponiendo sus intereses por encima de aquellos del pueblo", sostuvo. 

Regresa a la portada