Rosselló empuja la reforma laboral sin importar las críticas

Por Femmy Irizarry Álvarez 01/11/2017 |00:00 a.m.
Sentenció que “en Puerto Rico hay que hacer cambios. Yo me comprometí en ejecutar unos cambios. Están en nuestro plan de gobierno”, recordó.
El gobernador Ricardo Rosselló asegura que su propuesta traerá cambios importantes en la economía. ([email protected])  

El gobernador Ricardo Rosselló dijo que cumplirá su palabra de hacer cambios en Puerto Rico, independiente de las críticas que han surgido al proyecto que crearía la Ley de Transformación y Flexibilidad Laboral.

La medida del ejecutivo contempla, además de la eliminación de la Ley de Cierre, reformas que incluyen la disminución de las tasas de acumulación para días por enfermedad y vacaciones.

“Entiendo que es una ley fuerte, que tiene gran posibilidad para hacer cambios importantes en el desarrollo económico de Puerto Rico y, por supuesto, la creación de empleos, que es algo que todos los puertorriqueños quieren”, sostuvo Rosselló.

“Esto va a crear la oportunidad para aquellos que no tienen empleos o que no pueden crear sus empresas que las puedan crear”, indicó el gobernador.

Aseguró que trabajará para que la medida “se pueda lograr de manera efectiva, que el pueblo de Puerto Rico tenga un instrumento que nos haga más competitivo en nuestra región”.

Rosselló sentenció que “en Puerto Rico hay que hacer cambios. Yo me comprometí en ejecutar unos cambios. Están en nuestro plan de gobierno”, recordó.

Sostuvo que con la transformación propuesta también se ayuda al mediano y pequeño comerciante, que verán una reducción en el “gasto de hacer negocios en Puerto Rico”.

Además, sostuvo, que como parte de la pieza legislativa, se le otorgan “beneficios adicionales a los trabajadores, a las madres que estén en (periodo de) maternidad; a los que vayan a acogerse al desempleo van a tener mayor desempleo”.

 El gobernador dijo, ante los señalamientos de que habrá aumento en la pobreza y en la emigración, que lo que hay ver es la realidad que enfrenta la Isla.

“En los últimos diez años se han ido más de 300,000 puertorriqueños y hemos perdido casi la misma cantidad de empleos”, mencionó Rosselló.

Sostuvo que cada vez hay menos inversión en la Isla.

 “Cuando vemos The World Economic Forum, entidad (a la) que se le da credibilidad a través de todo el mundo, decir que el segundo obstáculo más grande para hacer negocios y crear empleos en Puerto Rico es la sobrerregulación y la inflexibilidad de las leyes laborales, pues, entonces uno tiene que tomar nota de ello”, sentenció. 

Aseguró que el plan se ha “trabajado, lo hemos estudiado para que sea algo de beneficio para los puertorriqueños”.

 Rosselló manifestó que lo propuesto “no va a crear peores condiciones para los trabajadores, todo lo contrario, se tienen algunos beneficios adicionales”.

El gobernador agregó que también se pretende “disminuir la emigración, reclutar a esos profesionales (para) que regresen a Puerto Rico”. 

Reiteró que la mayoría de los cambios sustanciales que se proponen “se están haciendo prospectivamente... que van a aplicar a aquellos nuevos empleos que entren y no a los que ya están vigentes”.

Algunos de los cambios más importantes que se establecerían, si se aprueba la nueva Ley de Transformación y Flexibilidad Laboral, incluye menos paga por trabajar en tiempo extra o en el tiempo para consumir alimentos.

 Las horas que trabaje un empleado durante su día libre se pagarán a tiempo y medio del tipo convenido para las horas regulares, en vez de pagarlas al doble, como está vigente.

También, el empleado tendrá derecho a acumular licencia por vacaciones y enfermedad al trabajar 130 horas al mes y no 115, como es en la actualidad. 

La acumulación mensual mínima para vacaciones será de medio día por el primer año de servicio; tres cuartos de día después del primer año y hasta cumplir los cinco años de servicio; un día después de cinco años y hasta los 15 años de servicio; y uno y un cuarto de día después de los 15 años de servicio.

Regresa a la portada