Rosselló impulsa el derecho constitucional a la salud

01/28/2013 |01:12 p.m.
Rosselló también impulsó otra resolución para que se amplíe el derecho constitucional a la educación de manera que cobije la educación preprimaria y postsecundaria. (Archivo)  
También impulsó otra resolución para que se amplíe el derecho constitucional a la educación de manera que cobije la educación preprimaria y postsecundaria.

La delegación del Partido Nuevo Progresista (PNP) en el Senado presentó este lunes, dos resoluciones por petición del exgobernador Pedro Rosselló para que se eleve a rango constitucional el derecho a la salud, y se amplíe el derecho a la educación que hoy provee la ley máxima.

Rosselló retomó su ofensiva para que se reconozca el derecho a la salud, y reapareció para presentar públicamente ambas propuestas, tras solicitarle a la minoría novoprogresista que le dieran curso al trámite legislativo.

Las resoluciones concurrentes disponen que se celebre una consulta el 3 de noviembre próximo, para que los electores decidan si quieren o no enmendar la Constitución del Estado Libre Asociado para reconocer ambos derechos.

"Aquí lo que estamos tratando de hacer es que el pueblo indique hacia dónde debemos dirigirnos", dijo el exgobernador durante una conferencia de prensa acompañado de los ocho miembros de la delegación novoprogresista en el Senado.


Rosselló insistió en que su interés es que se pueda establecer el derecho constitucional a la salud y la extensión del derecho a la educación como prinicipio, y que luego se desarrolle la manera en que se implementará.

En el caso de la educación, dijo que bajo el modelo que propone, sería gratuita en todos los niveles, incluidos los estudios universitarios. Respecto a la salud, indicó que es necesario que todos los ciudadanos tengan igual acceso a los servicios de salud del estado.

 Evitó comentar sobre la propuesta del gobierno de Alejandro García Padilla para establecer un plan de salud universal al argumentar que desconoce el proyecto de la nueva administración, pero dejó entrever que las piezas legislativas no son excluyentes entre sí.

"El que alguien presente un plan de salud universal no está reñido con esto... Ese es el método" mediante el cual se implantaría, acotó el exmandatario.

Recalcó que, con la aprobación de ambos derechos, cualquier controversia provocada por la denegación de un servicio educativo o asistencia médica básica podría ser "justiciable", y habría un remedio en los tribunales, como ocurre al presente si se limita el derecho al voto, a la libertad de expresión o de prensa.

"Tenemos que establecerlo formalmente para que sea un derecho justiciable, para que haya un recurso para que los ciudadanos estén protegidos", argumentó.

Una propuesta similar para reconocer el derecho a la salud fue presentada el cuatrienio pasado, pero solo pasó el crisol del Senado y no fue atendida por la Cámara de Representantes cuando ambos cuerpos eran controlados por el PNP.

El expresidente senatorial, Thomas Rivera Schatz, evitó responder por qué la medida no prosperó entonces, cuando el PNP contaba con la mayoría en la Asamblea Legislativa y dominaba el Ejecutivo.

"La pregunta tienes que hacércela a ellos (la Cámara y el Ejecutivo). Yo te puedo hablar de los compromisos que yo tengo", se limitó a decir.

Al conocer sobre la inciativa de Rosselló, el vicepresidente senatorial José Luis Dalmau, afiliado al Partido Popular Democrático, cuestionó por qué no se le dio paso a la medida el cuatrienio pasado, y ahora la delegación novoprogresista en el Senado pretende contar con el aval de la mayoría popular para aprobar la medida.

"Estuvieron en mayoría absoluta para plantear lo que plantean en el día de hoy (lunes), y no lo hicieron... En mayoría no lo pudieron hacer, y ahora como en minoría no tienen los votos, entonces lo proponen", señaló el senador popular.

 Rosselló dijo estar dispuesto a reunirse con García Padilla para esbozarle su propuesta, pero se mostró confiado en que la delegación del Partido Popular Democrático (PPD) la considere durante la sesión