Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Rosselló niega riña con la comisionada residente, pero admite "diferencia de criterios"

Por Primerahora.com 12/07/2017 |10:19 a.m.
El mandatario insiste en que se le trate a la isla igual que al resto de los estados, aunque la comisionada residente plantea que esto es imposible.
El gobernador enfatizó que al pedir que Puerto Rico se le trate igual que a los estados en esta reforma contributiva no es un llamado a que se impongan impuestos federales como al resto de Estados Unidos en otros renglones. (david.villafañ[email protected])  

Aunque hay discrepancias con la visión de la comisionada residente Jenniffer González, el gobernador Ricardo Rosselló dijo hoy que su objetivo cuanto a la reforma contributiva federal es que se entienda que Puerto Rico es parte de Estados Unidos y que debe ser tratada como parte de Estados Unidos, por lo que no se le deben aplicar los impuestos nuevos que acarrea este proyecto de la administración Trump a otros países.


En entrevista con WKAQ,  el gobernador dijo que estaría llevando este mensaje a reuniones en Washington y Nueva York con distintos sectores, esto en momentos en que ambos cuerpos legislativos federales se encuentran trabajando en comité de conferencia para armonizar sus diferencias sobre esta reforma contributiva de la administración.

Fortaleza informó que el gobernador saldrá en este viaje oficial el próximo domingo.

 “Yo aspiro a que me trate igual que a otros estados, y eso implica exención total (de los impuestos de la reforma de Trump)”, dijo el gobernador. “Esto  es un juego diferente y me gustaría explicarlo: bajo esta reforma esta creando un sistema territorial y está diciendo ‘el que está adentro no paga impuestos, lo que es de afuera paga impuestos’, está diciendo ‘yo lo que quiero es crear empleos en Estados Unidos’, yo estoy pidiendo que traten a Puerto Rico igual que a Florida, que pagaría cero, lo mismo que pagaría Nueva York, cero”.

Bajo la reforma, los productos de otros países tendrían un impuesto  de 20%, y un 11.5% aquello relaciondo a propiedad intelectual, recordó. En el lenguaje actual del proyecto de la Cámara, Puerto Rico pagaría estos impuestos, lo que se ha dicho que pone en peligro al sector manufacturero del país.

Cuando se le cuestionó que la comisionada resiente ha dicho en diversos en medios de prensa que una exclusión total de esos impuestos de la nueva reforma, como plantea Rosselló, es imposible, el gobernador rechazó que se trate de una“riña” entre ambos.

“Ella no está peleando conmigo, esto es una democracia, y aquí en la democracia van a haber diferencia de criterios. Lo importante es que tengamos los mismos objetivos, que los mecanismos pueden ser diferentes, esto es una democracia. No tiene que ser una riña y una pelea”, sostuvo.

El gobernador enfatizó que al pedir que Puerto Rico se le trate igual que a los estados en esta reforma contributiva no es un llamado a que se impongan impuestos federales como al resto de Estados Unidos en otros renglones. Dijo que esto no es justo porque Puerto Rico no es tratado de forma igual que los estados para numerosos programas, y dio el ejemplo de como en Florida los ciudadanos de allí reciben cuatro veces más beneficios que los de la Isla.

“Eso para mi es el colmo del colonialismo, es mira, vamos (lPuerto Rico) a pagarle todo a ustedes (Estados Unidos) y me das menos”, dijo Rosselló.

Regresa a la portada