Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Sectores en la UPR se unen para enfrentar los cambios de la Junta Fiscal

Por María de los Milagros Colón 12/28/2016 |00:00 a.m.
La presidencia y la Junta de Síndicos de la UPR se encuentra en el Jardín Botánico en Río Piedras. Hay concertación para defender este sistema público. (Archivo)  
Sobre el tapete está reducir el por ciento de la fórmula de financiación del dinero que recibe la universidad pública.

Profesores, estudiantes y empleados no docentes en la Universidad de Puerto Rico (UPR) sostuvieron ayer una “primera reunión” de cara a los retos que enfrentará la institución durante el próximo año, que podrían incluir más recortes a la fórmula de financiamiento, tal como recomendó la Junta de Supervisión Fiscal (JSF).

Según el presidente de la Asociación Puertorriqueña de Profesores Universitarios (APPU), Miguel Hernández, los sectores coincidieron en que disminuir la aportación del Estado crearía una crisis que ni siquiera un aumento en la matrícula podría sostener, aunque tampoco ven esta opción como una solución a la situación financiera de la institución pública, que opera con un déficit de cerca de $1.5 millones.

“Entendemos que el País está en crisis, pero la administración universitaria tiene que tomar unas medidas administrativas que vayan al propósito de eliminar esa burocracia que le concede a ellos unos privilegios, antes de tomar cualquier medida contra cualquier otro sector de la comunidad”, aseguró el líder claustral.

El representante estudiantil graduado ante la Junta de Gobierno de la UPR, Gilberto Domínguez Escalera, insistió que se reconoce “la necesidad de servirle eficientemente al país y que hacen falta reformas profundas”, pero dichos cambios deben comenzar por evaluar restructuraciones administrativas “en la alta jerarquía”.

A la reunión asistieron líderes de la Hermandad de Empleados Exentos No Docentes (HEEND) y representantes estudiantiles de los recintos de Río Piedras, Ciencias Médicas, Cayey y Humacao.

Allí discutieron el proceso de transición que ha impulsado el gobierno entrante y que incluye el nombramiento de personas “enlace” por recinto que estarán a cargo de solicitar cualquier información a petición del Comité de Transición.

Esto situación no había ocurrido, por lo que ha provocado incomodidad en los diversos sectores.

“Estamos a favor de que la presente administración le pida cuentas del más mínimo centavo del presupuesto de la UPR a esta administración porque uno de los grandes problemas que tenemos los diversos sectores es que pedimos números a presupuesto y ellos no los dan”, aseguró Hernández.

Sin embargo, respecto a los nombramientos, el líder claustral dijo que no “complacen” a la comunidad universitaria y que muchos de ellos son vistos como “un comisario político del partido en el poder”.

Regresa a la portada