Senado aprueba medida de apoyo a la música autóctona tradicional

Por Nydia Bauzá / nbauza@primerahora.com 11/11/2013 |07:24 p.m.
En la foto, el senador Antonio Fas Alzamora, autor de la medida. (dennis.rivera@gfrmedia.com)  
La medida ahora será referida a la Comisión de Educación y Cultura, de la Cámara de Representantes.

El Senado aprobó hoy, lunes, con 20 votos a favor y siete en contra, un proyecto de ley que aumenta a un 35 por ciento la participación de los exponentes de la música autóctona tradicional en las actividades sufragadas con fondos públicos que incluyan diversidad de géneros musicales.

Sin embargo, la medida no obliga a los municipios o a las agencias a invertir un mínimo de su presupuesto en la contratación de estos exponentes, por lo que algunos artistas de música autóctona anticiparon reparos al proyecto, que pasa ahora a la consideración de la Cámara de Representantes.

“El proyecto favorece más que nunca antes a los intérpretes de la música autóctona tradicional puertorriqueña y libera a los alcaldes y al gobierno de la intervención del Contralor porque el concepto no es a base de dinero, sino de tiempo por actividad”, sostuvo, por su parte, el senador Antonio Fas Alzamora, autor de la medida.

El legislador dijo que la medida baja el tope de los fondos por actividad de $10,000 a $5,000.

Agregó que los géneros de salsa, merengue y reguetón, que originalmente incluyó en la pieza legislativa, fueron sacados del proyecto.

La medida establece que el por ciento de participación se mediría a base del total del tiempo de repertorio artístico en la actividad y no del total de los fondos asignados durante el año fiscal, como actualmente establece la Ley 223.

Fas Alzamora dijo que el proyecto de ley “garantizará un tiempo justo y razonable a los exponentes de la música autóctona tradicional en actividades donde haya variedad de géneros musicales”.

El expresidente del Senado recordó que en el 2011, un proyecto del entonces senador Roberto Arango, redujo de un 30 por ciento por actividad a 10 por ciento anual, la cantidad presupuestada para la contratación de intérpretes de música típica en este tipo de actividades, lo que provocó que los productores de eventos municipales y fiestas patronales no se vieran obligados a contratarlos por ley.

“Escuchamos los reclamos de los diferentes sectores y logramos contar con una medida que protege la música autóctona tradicional puertorriqueña, asegurándonos que en dichas actividades se provea un espacio razonable para estos géneros”, expresó Fas Alzamora.

Según el proyecto, se considerarán música autóctona tradicional puertorriqueña: la plena, los diferentes estilos de la bomba puertorriqueña históricamente reconocidos, el aguilnaldo, la trova, los diferentes estilos del seis puertorriqueño, la danza puertorriqueña y sus bailes históricamente reconocidos.

Como exponentes de la música autóctona tradicional puertorriqueña se considerarán los trovadores que participen en concursos y certámenes de trovadores, así como la música de trío, “siempre y cuando interpreten en su repertorio música de los géneros definidos como música autóctona tradicional puertorriqueña y/o boleros románticos de compositores puertorriqueños”.

La medida obliga a los promotores a someter un informe a las agencias públicas y/o municipios que haga constar que se reservó el por ciento correspondiente para la música autóctona con 10 días de antelación al evento y los jefes de agencias y alcaldes deberán someter a su vez, un informe al Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP).

Se imponen multas por incumplimiento, de $5,000, a los jefes de agencias o alcaldes y de $10,000 a los promotores.

“El proyecto pone fin a la práctica discriminatoria contra los géneros musicales puertorriqueños y le hacemos justicia al valor histórico cultural que representa esta música. Ciertamente, con esta medida afianzamos y revivimos nuestro acervo cultural ”, dijo Fas Alzamora.

La medida ahora será referida a la Comisión de Educación y Cultura, de la Cámara de Representantes, que preside la representante Brenda López de Arrarás.