Senadora PIP pide se haga permanente el arbitrio del 4% a las foráneas

01/04/2013 |01:04 p.m.
“Esta medida (la Ley 154) ha generado recaudos de cerca de $1,800 millones anuales, ayudando así a paliar la crítica situación de las finanzas gubernamentales”, afirmó la senadora pipiola. (vanessa.serra@gfrmedia.com)  
El arbitrio que comenzó en un 4%, se ha estado reduciendo y ya para el año natural en curso será de 2.75%. Quedaría totalmente eliminado cuando concluya el año 2016.

La Legislación para hacer permanente el arbitrio del 4% que impuso la debatida Ley 154 a las corporaciones foráneas fue propuesta hoy, viernes, por la senadora del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), María de Lourdes Santiago.

La legisladora presentó además una resolución en la que documenta su propuesta y pide que se se evalúen todas las enmiendas al régimen contributivo que, “como respuesta a la crisis fiscal del país”, puedan lograr que la contribución efectiva de las empresas foráneas operando en el país alcance el 10%.

Explicó Santiago que, debido a que la Cámara de Representantes es la que constitucionalmente inicia “todo proyecto para obtener rentas”, envió cartas al presidente de ese cuerpo, Jaime Perelló, y a los portavoces de ambos partidos allí representados, solicitándoles que radiquen, bajo el mecanismo de radicación de proyectos por petición, un proyecto que les presentó para aprobar la permanencia del arbitrio.

“Esta medida (la Ley 154) ha generado recaudos de cerca de $1,800 millones anuales, ayudando así a paliar la crítica  situación de las finanzas gubernamentales”, afirmó la senadora pipiola.

“A pesar de su efectividad, y de que no se ha identificado aún otra fuente de recaudo que pueda sustituirle, dicho estatuto fue diseñado para reducir paulatinamente el arbitrio. La pérdida de esos ingresos llevaría a Puerto Rico a una crisis fiscal peor que la sufrida en el periodo previo a la aprobación de la Ley Núm. 154, o podría conducir a la toma de decisiones que faltarían a la justicia y a la prudencia fiscal, como el despido de más empleados públicos, o el gravar aún más a la clase trabajadora, mediante impuestos adicionales al consumo o de otro tipo", advirtió.

El arbitrio que comenzó en un 4%, se ha estado reduciendo y ya para el año natural en curso será de 2.75%. Quedaría totalmente eliminado cuando concluya el año 2016.