Senado votará mañana por proyecto antidiscrimen

Por Rebecca Banuchi 05/15/2013 | 05:26 p.m.
El proyecto que será presentado ante el pleno durante la sesión de este jueves sufrió algunas enmiendas. (Archivo)  
Los senadores populares Ramón Luis Nieves y Aníbal José Torres se mostraron confiados en que el proyecto conseguirá el apoyo de la mayoría parlamentaria.

El proyecto de ley que prohibiría que se discrimine en el empleo contra una persona por su orientación sexual o identidad de género será llevado a votación ante el pleno del Senado este jueves, y aún resta por identificar quién será el voto decisivo que permitiría su ratificación.

Los senadores populares Ramón Luis Nieves, autor de la medida, y Aníbal José Torres, portavoz de la mayoría, se mostraron confiados este miércoles en que el proyecto que mantiene enfrentados a grupos religiosos y activistas pro derechos humanos conseguirá el apoyo de la mayoría parlamentaria, a pesar de que recientemente sus correligionarios Ramón Ruiz y Gilberto Rodríguez retiraron sus firmas de la pieza.

“Mañana (el jueves) vamos a tener los votos para que este Senado pase a la historia con este proyecto de igualdad y justicia... Mañana va a ser un gran día”, afirmó Nieves en un aparte con la prensa en El Capitolio.

Nieves resaltó que, a pesar de que las voces opositoras han resonado en la esfera pública y han “presionado” a quienes respaldan el proyecto, cerca del 80% de las organizaciones e individuos que participaron en las vistas públicas en las que se evaluó la medida apoyaron su aprobación.

“No hay razones jurídicas, no hay razones morales para oponerse. Lo inmoral sería no garantizarle igualdad a todos los ciudadanos en Puerto Rico”, sostuvo el legislador popular.

“Ese apoyo que ha surgido de organizaciones y personas individuales... eso cuenta porque esa es la voz del pueblo y hay que escucharla, y es una voz que dice '¿por qué no podemos ser todos iguales?'”, aseveró.

Además de penalizar a quienes discriminen en el ámbito laboral a base de la orientación sexual o la identidad de género de una persona, el proyecto prohibiría también esa conducta en cualquier gestión pública o privada, incluyendo transacciones de compra-venta o arrendamiento de inmuebles.

De los 18 senadores que componen la mayoría del Partido Popular Democrático (PPD) en el Senado, solo Ruiz, Rodríguez, Rossana López, Luis Rivera Filomeno, Pedro Rodríguez González y Ángel Rodríguez Otero no han respaldado con su firma la pieza.

López, presidenta de la comisión senatorial de Derechos Civiles, Participación Ciudadana y Economía Social, advirtió a este medio que se opone a todo tipo de discriminación, pero que su voto a favor de la medida estará condicionado a que se acojan algunas enmiendas que presentará a Nieves.

La senadora no quiso revelar el contenido de sus propuestas ni cuáles son sus reparos respecto a la pieza según fue redactada, pero indicó que “las enmiendas estarán fortaleciendo la medida, garantizando los derechos de todos los puertorriqueños”.

El proyecto que será presentado ante el pleno durante la sesión de este jueves ya sufrió algunas enmiendas, una de las cuales excluye de su aplicación a las “iglesias o congregaciones religiosas”, así como a toda “entidad, corporación, organización comunitaria de base de fe, institución educativa o asociación relacionada a una Iglesia o congregación religiosa, constituida para y cuyo propósito principal sea promover sus creencias religiosas”.

“Nada de lo dispuesto en esta ley representará una prohibición, limitación o justificación para denegar la contratación por parte del Estado Libre Asociado, sus agencias, instrumentalidades, corporaciones públicas y municipios, de organizaciones comunitarias de base de fe, instituciones educativas, entidades o asociaciones relacionadas a una Iglesia o congregación religiosa, cuya constitución, origen y propósitos estén basados en alguna fe religiosa, de conformidad con las leyes y reglamentos aplicables que regulan la contratación, donación, procesos de subastas y provisión de servicios”, reza el proyecto.

Y añade que “las entidades mencionadas, al ser receptoras de fondos públicos, no podrán denegar ofrecer servicios a terceros basados en las razones discriminatorias definidas en esta ley”.

“Es un proyecto que se hizo de una manera bien sensible, que garantiza los derechos de todos, incluyendo los sectores religiosos”, resaltó Nieves.

Torres repudió que la discusión sobre la medida legislativa se haya polarizado, y destacó que la pieza no busca extenderle a las parejas homosexuales el derecho a casarse, sino que promueve la igualdad en otros ámbitos.

“Aquí no se trata de permitir el matrimonio entre parejas del mismo sexo. Este es un asunto estrictamente de derechos, este es una asunto de igualdad. Este es un asunto de no discrimen. Y sobre ese tema nadie debe estar opuesto. Si argumentan razones religiosas para oponerse, no entendieron el propósito de la legislación. Si lo quieren polarizar de un lado o del otro, se le hace un flaco servicio al país”, puntualizó el portavoz de la Mayoría.