Sin barreras el nuevo plan de salud

Por Osman Pérez Méndez / [email protected] 02/08/2018 |11:45 p.m.
Según Rosselló, su política pública es cambiar el modelo del plan de salud a uno sin las barreras actuales de las regiones.
Ángela Ávila, directora ejecutiva de ASES, explicó que esperan que de tres a seis compañías se interesen en participar del nuevo modelo de Mi Salud. (Archivo)  

El gobernador Ricardo Rosselló presentó ayer el plan fiscal del nuevo modelo del seguro de salud del gobierno, en el que el paciente podría elegir el proveedor de su preferencia entre los que estén disponibles a través de toda la Isla, que funcionará como una única región.

Según explicó Rosselló, la política pública era cambiar el modelo del plan de salud a uno sin las barreras actuales de las regiones, y en el que cada paciente tuviese la opción de escoger entre los distintos proveedores.

De esa manera, agregó, se busca más competencia, mejor calidad de servicio y reducción en el gasto en el sistema de salud.

El gobernador explicó que, aunque inicialmente se había dictado una reducción en el plan fiscal de Salud de $1,000 millones, la cifra se pudo mitigar y bajó a poco más de $750 millones en cinco años.

Agregó que no esperaba que la Junta de Supervisión Fiscal tuviera razones para rechazar este nuevo plan. La proyección no incluye las asignaciones federales que pudieran llegar en el futuro.

Una de las cifras que persigue bajar el gobierno con esta transformación es la del gasto mensual por participante, que está actualmente sobre los $175. Según Rosselló, se busca reducir ese número en unos $25.

Ayer ya se hizo el aviso público para comenzar el proceso de elegir las compañías que participarán del nuevo plan, y se espera que arranque en octubre próximo.

Ángela Ávila, directora ejecutiva de la Administración de Seguros de Salud (ASES), explicó que esperaban que al menos entre tres a seis compañías se interesen en participar del nuevo modelo de Mi Salud.

Añadió que los pacientes podrán cambiarse una vez al año de proveedor para estar con el que entiendan ofrece mejor los servicios que necesitan. En su inicio, no obstante, los pacientes se asignarían a alguna de las compañías aceptadas para poder garantizar la continuidad del servicio.

Ávila detalló que el nuevo modelo proveerá espacio para crear submodelos para atender las poblaciones con condiciones crónicas que requieren cuidados más detallados, así como para las poblaciones identificadas como de alto uso. También va a proveer para que puedan hacerse alianzas con organizaciones sin fines de lucro que atienden diferentes comunidades.

“Estas pequeñas organizaciones antes no tenían oportunidad de competir con las grandes corporaciones de más volumen de negocios. Eso se va a poder dar ahora, y se van a medir también. Van a tener la oportunidad de hacer alianzas”, afirmó Ávila.

La directora ejecutiva de ASES comentó que, además, se implantarán mecanismos para evaluar el trabajo de los proveedores. “Vamos a medir la calidad de nuestros proveedores de servicio. El que esté dando calidad de servicio tendrá sus incentivos, el que no, se le dará las guías correspondientes para que lo pueda hacer. Y mantendremos nuestra redes de proveedores credencializadas y dando servicios de calidad”.

Actualmente, alrededor de 1.4 millones de personas son beneficiarios de Mi Salud.

Regresa a la portada