Sindicatos intentan que el Gobernador cambie su posición sobre APP del aeropuerto

02/01/2013 | 01:24 p.m.
El grupo presentó argumentos económicos y de aprobación ciudadana para que detenga la transacción.

Líderes de varias organizaciones obreras de Puerto Rico le plantearon varios argumentos al gobernador Alejandro García Padilla para que desista de mantener el acuerdo con la empresa Aerostar para privatizar del Aeropuerto Internacional Luis Muñoz Marín (AILMM).

Encabezados por Astrid Rosario, presidenta del sindicato de empleados de la Autoridad de Puertos, el grupo presentó argumentos económicos y de aprobación ciudadana para que detenga la transacción.

"Les llevamos varias ideas y varios argumentos, y próximamente estaríamos reuniéndonos más adelante para discutirlos más a fondo, luego de que estudie toda la data que le planteamos", dijo Díaz, tras una reunión de más de dos horas en La Fortaleza.

Los líderes sindicales estuvieron acompañados por el economista José Antonio Herrero, quien señaló que García Padilla se mostró preocupado por la diferencia entre las pérdidas de los ingresos que genera el AILMM y lo que aportaría Aerostar.

Según un estudio de Herrero, durante los 40 años del contrato, el Gobierno perdería más de $1,700 millones en ingresos, a diferencia de los sobre $669 millones que pagaría Aerostar.

"El Gobernador está preocupado por el asunto. Está en las de analizar con mayor profundidad el asunto", dijo Herrero, quien denunció que en el contrato Aerostar no ofreció información correcta sobre sus finanzas.

"Dicen que tienen 1,600 millones en capital, pero cuando vas a ver qué hay detrás de eso, ves que $1,100 millones son chavos contingentes… que se pueden hacer ser sal y agua… como puede ser un contrato con el gobierno mexicano", sostuvo. "Con la cara más fresca que si fuera una lechuga, lo ponen como si fuera capital", explicó.

Herrero considera que este es uno de los argumentos que pueden considerarse a la hora de optar por dejar sin efecto el contrato, aunque el Gobierno se exponga a la posibilidad de una demanda.


"Hay que decirle: 'Es verdad que usted me va a demandar, pero quiero que sepa que me va a esa demanda le voy a poner una contrademanda y vamos a estar hasta el año del caldo", señaló Herrero, quien considera que se puede contrademandar por "este mecanismo de estar declarando como capital, lo que es contingente. Eso en la profesión de contabilidad, esto se le llama la contabilidad Enron, que costó a la empresa de contabilidad más grande de Estados Unidos, Arthur Anderson, cerrar en 24 horas".

Por su parte, Rosario destacó que García Padilla desconocía que el Gobierno de Puerto Rico tendría que devolverle al gobierno federal sobre $105 millones asignados para realizar mejoras en el AILMM durante un periodo que no se cumpliría, de concretarse el acuerdo con Aerostar.

Mientras, José Rodríguez Báez, dijo que también le plantearon al gobernador la creación de un comité que incluya asesores de los sindicatos para una evaluación más profunda de la situación.

"Alejandro García Padilla dice que tiene una información que tiene que corroborar, pero que los argumentos que se trajeron y como se trajeron nos parece que le van a ayudar a completar una posición en contra de esa privatización", precisó Báez.

De acuerdo con el presidente de la Unión de Trabajadores de la Industria Eléctrica y Riego (UTIER), Ángel Figueroa Jaramillo, también se le presentó al primer ejecutivo la desaprobación general con relación a la transacción.

"El argumento más fuerte es que el pueblo no quiere la privatización", sostuvo Figueroa Jaramillo. "Va a ser como con el gasoducto… para el gasoducto lo único que faltaba era el permiso del Cuerpo de Ingenieros (de Estados Unidos). Aquí lo que falta es el permiso de la FAA (Administración Federal de Aviación)", añadió.

A su vez, Luisa Acevedo, de la Federación Central de Trabajadores, resumió que salieron satisfechos de la reunión, en la que les prometieron una pronta respuesta a los planteamientos, pero aseguró que no se quedarán de brazos cruzados, aunque no adelantó las acciones a tomar.

"En términos del plan de acción, siempre lo tenemos, independientemente de las acciones que tome el Gobierno", afirmó Acevedo. "La reunión con el gobernador se da como una puerta adicional, pero los trabajadores siempre tienen su plan", indicó.