Sin muchos cambios el distrito de Arecibo

11/06/2012 |10:28 p.m.
Solo el municipio de Vega Baja cambió de una administración del Partido Nuevo Progresista (PNP) a una popular.

El distrito de Arecibo no tuvo grandes cambios en sus alcaldías porque casi todos los incumbentes de los 12 municipios que componen el distrito senatorial revalidaron.

Solo el municipio de Vega Baja cambió de una administración del Partido Nuevo Progresista (PNP) a una popular cuando Marcos Cruz se proclamó vencedor de la contienda frente al alcalde Iván Hernández.

Así el PPD vuelve a retomar lo que fue un bastión suyo y que perdió hace dos cuatrienios cuando el hoy convicto Edgar Santana ganó la poltrona.

En Barceloneta, el PPD retuvo la alcaldía a pesar de que el exalcalde Sol Luis Fontanes Olivo fue sentenciado a una década en prisión por delitos de corrupción presentados por el gobierno de los Estados Unidos. La alcaldesa Wanda Soler, quien juramentó tras el arresto de Fontanes Olivo, tuvo una cómoda victoria frente al comerciante Rafo Ramos.

Los populares tienen más de dos décadas de dominio de este ayuntamiento.

Asimismo, el PNP no logró destronar a los populares en Hatillo. José “Chely” Rodríguez volvió a prevalecer y a dejar invicto a su partido en este pueblo ganadero que siempre ha tenido alcaldes populares a través de toda su historia.

En Arecibo, el PNP retuvo la alcaldía cuando el exsecretario de Corrección, Carlos Molina, se proclamó vencedor de la contienda frente al popular René González.

En Quebradillas, el popular Heriberto Vélez mantenía la ventaja al igual que el alcalde de Dorado, Carlos López.

En el distrito de Arecibo, los novoprogresistas siguen conservando su dominio en Manatí porque con esta victoria Juan Aubín Cruz Manzano se anotará cuatro décadas frente a esta alcaldía. También el alcalde de Camuy, Edwin García Feliciano, consiguió que el PNP en este pueblo se mantenga con una larga trayectoria de éxito electoral.

Florida fue otro de los municipios que ganó el PNP, aunque su alcalde José Gerena apenas lleva unos meses en ese cargo. Gerena juramentó luego de que Aaron Pargas renunciara al puesto tras perder las primarias.

A este momento, los alcaldes de Vega Alta y Morovis, Isabelo Molina y Heriberto Rodríguez, llevaban una leve ventaja a sus contendientes.