‘Tuits’ de betún le tumban el guiso a Wys en la Cámara

01/19/2013 |
Heidi Wys llegó a cobrar $588,000 el cuatrienio pasado como asesora de Jenniffer González (en el recuadro). (Archivo)  
Jenniffer estará pendiente a ataques humillantes que lancen en su contra.

¡Se acabó el mantengo de insultos con fondos públicos!

La ex presidenta de la Cámara de Representantes Jenniffer González finalmente puso fin a su relación contractual con su asesora Heidi Wys, protagonista de chismes e insultos a nivel del betún que amenazaban con ensombrecer la figura de la legisladora de la Palma.

González, quien el jueves pareció defender a Wys al no censurar con vehemencia el contenido de los tuits de su muy bien remunerada asesora, anunció ayer que no sometería los documentos necesarios para finiquitar su contratación.

“Luego de hablar con mi asesora, ella misma me ha manifestado su determinación de no entregar los documentos requeridos para poder haber contratación con la Cámara, por lo que en este momento no existe ningún contrato”, dijo por escrito González.

Con esa decisión, termina un capítulo escandaloso de chismes y palabras soeces cuya génesis fue un tuit de Wys contra el activista Pedro Julio Serrano en el que le dice “crápula” y “promiscuo asqueroso”.

De ahí, la artillería de la red social de la hoy ex asesora de González se volcó contra Topy Mamery por este defender a Serrano. Al coro de insultos se unió la ex jueza de Apelaciones y otrora líder cameral. Ambas no tuvieron límites en utilizar palabras soeces y convertir sus cuentas de redes sociales en un lodazal.

En medio quedó la figura de González, quien acababa de llegar de Washington. Ayer, la hoy portavoz de la delegación del PNP en la Cámara reclamó, a su vez, que exigirá respeto sobre los ataques personales que ella ha recibido.

“Así como estoy tomando esta determinación, estaré atenta a exigir la misma deferencia ante los ataques bajos y humillantes que se nos hacen, que rayan en la burla y la integridad. Solo espero que haya una misma vara para atender todos los casos”, sentenció González.

El pasado cuatrienio, Wys cobró $588,000 de fondos públicos.

Hernández, por su parte,recibió de la Cámara $348,000 por asesorar a González. Su activo con fondos públicos se elevó a $893,000 con otros dos contratos que tenía: uno de $465,000 con el Municipio de San Juan y otro de $80,000 con la Oficina del Fiscal Especial Independiente.

El jueves, González atribuyó las expresiones ofensivas en la cuenta de Wys a un “jaqueo” o a un robo de su acceso personal a la red social.

Poco después del comunicado de prensa de González, su sucesor en la Cámara de Representantes, Jaime Perelló, confirmó que jamás firmaría documentos para para renovar el contrato de Wys con un salario de $4,500 mensuales. Indicó que ese contrato está en sus támites y que, incluso, se sometieron las pruebas de dopaje.

“Esta Cámara del pueblo no tiene cabida para nadie que tenga actitudes racistas, homofóbicas o discrimatorias. Le pido a ella que retire su petición para que deje claro con su acción cuál es su posición”, dijo ayer Perelló por la tarde durante una rueda de prensa en su oficina en el Capitolio.

“Esta es la casa grande de los puertorriqueños, la es de verdad”, afirmó.

En la práctica, el pedido del presidente cameral para que González retire la solicitud se torna académico tras el anuncio de la legisladora penepé de que no se someterán los documentos requeridos para validarlo. El efecto es el mismo: Wys ya no puede cobrar un solo centavo más de la Cámara.

Sin embargo, Perelló exige que la acción se vuelva oficial porque, a su entender, no basta con partes de prensa, sino que González debe comunicarle formalmente su petición sobre el retiro de la solicitud de contrato para Wys.

“El señor presidente sabe que no hay contrato porque, para formalizar el mismo, deben mediar, antes de la redacción y firma del mismos, todos los documentos requeridos...Con esta determinación esperamos que se termine todo este asunto”, ripostó González.

No era la primera vez

El atribuido verbo mordaz y, en ocasiones, ofensivo de Wys era conocido por sus seguidores. El año pasado hizo expresiones, descritas como racistas, contra el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a quien invitó a llevar a la primera dama Michelle Robinson a comer guineos en un negocio de comida rápida. En ese tuit, Wys hizo alusión a la premisa falsa de que el mandatario estadounidense había nacido en Kenia.

Luego, y ante la presión pública, Wys se disculpó por dichas expresiones, que también colocaron a González en el ojo de la tormenta por mantenerla en la nómina pública.

En aquel momento, múltiples voces, incluyendo al congresista demócrata de ascendencia puertorriqueña Luis Gutiérrez, exigieron su destitución inmediata.

Antonio R. Gómez colaboró con esta historia