Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Unión interagencial contra el bullying

Por Alejandra M. Jover Tovar 10/18/2016 |12:07 p.m.
La Ley Alexander da mayor rigurosidad al proceso de atención y penalización en casos de bullying. ([email protected])  
Reúnen a diferentes sectores educativos para establecer los primeros pasos del protocolo.

“Queremos un país libre de violencia, pero para eso necesitamos a todos”.

El secretario de Educación, Rafael Román, y la senadora Rossana López León se unieron a representantes de varias agencias de gobierno, incluyendo el Consejo de Educación y la Asociación de Psicólogos Escolares para hacer un frente común para erradicar los casos de acoso escolar (bullying).

Con esta reunión, se dan los primeros pasos para crear un protocolo para el manejo del acoso en las escuelas tanto públicas como privadas, bajo la Ley 104 de 2016, radicada por López León y llamada “Ley Alexander Santiago Martínez”.

“Es vital que todos los sectores participemos y trabajemos activamente para asegurar que el ambiente escolar, en todas las escuelas de Puerto Rico, sea uno armonioso y de respeto”, indicó Román en comunicado de prensa.

La Ley Alexander da mayor rigurosidad al proceso de atención y penalización en casos de bullying. Además, se le exige al Consejo de Educación de Puerto Rico promover la normativa aplicable que deberá incluir toda institución escolar privada dentro del protocolo de manejo de casos de hostigamiento.

“Hay que erradicar el acoso escolar de inmediato. Este proyecto significa esperanza para miles de niños y adolescentes que han perdido o están por perder la vida a causa de este desorden en conducta llamado bullying”, recalcó, por su parte, López León, quien radicó el proyecto original en el Senado en el 2014.

Alexander fue un jovencito de 16 años que intervino en una pelea entre dos estudiantes en la escuela Bethzaida Velázquez, de la urbanización Las Delicias en Ponce, y llamado héroe por sus acciones. El adolescente falleció en agosto de 2014 tras sufrir un aparente infarto.

Regresa a la portada