Unos a favor y otros en contra de reciclar gomas en obras públicas

Por Antonio R. Gómez 10/18/2013 |02:32 p.m.
El presidente de la Comisión de Gobierno, el representante José “Conny” Varela, solicitó a las agencias información adicional que permita precisar el impacto real de esta medida sobre las operaciones del DTOP y la Autoridad de Carreteras y sobre otros costos e impactos que tiene la acumulación de gomas para el pueblo de Puerto Rico. (Archivo)  
El DTOP tuvo reservas hacia los objetivos de la medida y de oposición a la propuesta específica de que se ordene adjudicar las subastas a los suplidores de estos materiales.

La Junta de Calidad Ambiental (JCA) y la Autoridad de Desperdicios Sólidos (ADS), apoyaron hoy, viernes, legislación que obligaría a todas las agencias gubernamentales que realicen subastas para la construcción o reparación de cualquier obra pública donde pueda utilizarse neumáticos reciclados como parte de la estructura, a adjudicar la misma a las compañías que ofrezcan esa opción.

La medida, el Proyecto de la Cámara 724, fue objetada, sin embargo, por el Departamento de Transportación y Obras Públicas (DTOP) que levantó razones económicas y técnicas para oponerse a la misma en audiencias públicas que celebró la comisión cameral de Gobierno.

“La JCA respalda cualquier medida o iniciativa que refuerce o sea cónsona con lo ordenado por la Ley 41-2009, según enmendada, con el fin de estimular el reciclaje de los neumáticos desechados por medio del requerimiento al sector público de utilizar el procesamiento local de este material para obras de construcción o pavimentación”, sostuvo en ponencia escrita que presentó su asesora legal, Suset Meléndez, la directora ejecutiva de la Junta, Laura M. Vélez.

Sostuvo la titular de la JCA que la utilización de neumáticos desechados como materia prima en la pavimentación o repavimentación de carreteras se ha aplicado exitosamente por años en Europa y Estados Unidos.

“Esta aplicación tiene múltiples beneficios no solo ambientales, sino de seguridad vial. Cuando se utiliza neumático triturado en el asfalto, la carretera filtra mejor el agua, ofrece mayor resistencia a los rayos de sol y los cambios de temperatura. Además, estas carreteras resisten mejor el embate de los automóviles y equipo pesado, convirtiendo las carreteras en más duraderas”, agregó Vélez en su ponencia.

Coincidiendo con esa postura, el director de la División Legal de la ADS, Aniano Rivera Ortega, sostuvo que lo que propone la medida es “una sabia estrategia para el manejo de dicho residuo sólido que, además es cónsono con la política pública”.

Enumeró los países que están utilizando exitosamente este material en sus carreteras, así como las ventajas que tiene su uso, tanto para el ambiente como para los automovilistas y el gobierno.

DTOP presenta reservas

La postura del DTOP, sin embargo, fue de reservas hacia los objetivos de la medida y de oposición a la propuesta específica de que se ordene adjudicar las subastas a los suplidores de estos materiales.

En ponencia escrita, el secretario de Transportación y Obras Públicas, Miguel A. Torres, recordó que desde el 2009 se desarrolla un proyecto piloto utilizando estos materiales en la carretera PR-10, donde se utilizaron cerca de mil toneladas de asfalto con goma triturada.

“Consideramos prematuro evaluar el desempeño final de este tramo, habiendo transcurrido solo poco más de tres años, para llegar a conclusiones en relación a permitir y fomentar nueva legislación que obligue a la agencia a incorporar el neumático usado reciclado local en todas las mezclas”, sostuvo Torres.

Reconoció el titular del DTOP en su ponencia que la goma triturada tiene asociados unos beneficios de seguridad vial, al reducir la posibilidad de resbalamiento, y que disminuye el ruido causado por la interacción entre los neumáticos de los vehículos y el pavimento.

Advirtió, sin embargo, que “estudios demuestran que estas mezclas son muy susceptibles a la humedad por su estructura de alto por ciento de vanos y bajo contenido de material fino. La susceptibilidad a la humedad, agregó, se traduce a fallas prematuras en el pavimento”.

Argumentó, por otro lado, que el proyecto piloto demostró que estas mezclas necesitan un porciento mayor de asfalto, que estimó en cerca de un 60% adicional, y temperaturas más altas en comparación con las mezclas regularmente usadas.

Alertó además que ningún productor local tiene actualmente las facilidades para producir este producto y que la readaptación de las plantas para producirlo tiene un costo considerable, que estimó en cerca de $1 millón por cada planta.

 El presidente de la Comisión de Gobierno, el representante José “Conny” Varela, solicitó a las agencias información adicional que permita precisar el impacto real de esta medida sobre las operaciones del DTOP y la Autoridad de Carreteras y sobre otros costos e impactos que tiene la acumulación de gomas para el pueblo de Puerto Rico.