Urgen controlar costos de transporte marítimo

02/01/2013 |06:44 p.m.
La Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA) advirtió que es urgente la intervención gubernamental.

La Cámara de Mercadeo, Industria y Distribución de Alimentos (MIDA) advirtió que es urgente la intervención gubernamental para detener o reducir el aumento que decretaron simultáneamente cuatro compañías navieras por sus servicios, y que pasará a los consumidores como parte de la cadena de distribución de alimentos y otros productos importados.

La organización hizo la advertencia por voz de su vicepresidente ejecutivo, Manuel Reyes Alfonso, quien compareció este viernes ante la Comisión de Asuntos del Consumidor y Prácticas Anti Monopolísticas de la Cámara de Representantes, que investiga el nuevo cargo sobre el uso de plataforma de acarreo o “chasis” de los contenedores de carga que llegan a Puerto Rico.

Reyes reconoció la gestión de la Cámara, pero expresó que “la importancia de este asunto amerita el envolvimiento de la rama Ejecutiva, de la que aún no hemos visto acciones concretas”.

El empresario se refirió específicamente a los departamentos de Justicia y el de Asuntos del Consumidor, así como la Autoridad de Puertos.

“Lamentablemente, al día de hoy, este cargo es una realidad que ya está impactando los precios de los bienes que entran a la Isla y requiere acción urgente”, agregó el portavoz de MIDA.

Reyes explicó que, contrario al resto del sector empresarial del país, en este sector de navieras no existe libre competencia, como resultado de la aplicación a Puerto Rico de las leyes federales de cabotaje.

“Estamos sujetos a lo que se conoce como un oligopolio, tal y como lo identifica la exposición de motivos de esta resolución”, opinó Reyes.

Denunció que este cargo "es discriminatorio" para Puerto Rico porque no se impone a ninguna otra jurisdicción en los Estados Unidos.

“Es importante señalar que Puerto Rico depende mucho más de este tráfico que ninguna otra jurisdicción de los Estados Unidos. Por ejemplo, en el caso de Hawaii, sus primeros tres socios comerciales son asiáticos y por ende no le aplican las Leyes de Cabotaje para ese tráfico”, observó el ponente.

Además de la intervención gubernamental para precisar si hay violaciones a las leyes antimonopolísticas, MIDA sugirió que el gobierno intensifique las gestiones para eliminar la aplicación de las leyes de cabotaje a Puerto Rico, o que en su defecto reclame al gobierno de los Estados Unidos un sistema reglamentador, como existía en el pasado, que evite o controle tales alzas.

“Las organizaciones empresariales siempre hemos creído que la exclusión de la Isla de las leyes de cabotaje es una alternativa. Pero si el gobierno federal no está dispuesto, entonces tiene el deber de proveer un marco regulatorio que evite los abusos del oligopolio generado por las mismas”, señaló el lider de MIDA.

También recomendó la eliminación inmediata del cargo por inspección de furgones que impuso el gobierno de Puerto Rico hace año y medio.

“Debe ser eliminado inmediatamente porque no aporta nada a la seguridad y solo representa un costo en la cadena, que para colmo se lo lleva una empresa del exterior”, recalcó.

Reyes propuso la creación de una comisión de expertos para evaluar la cadena completa de abastos de la Isla e identificar “áreas de oportunidad para reducir ineficiencias”.

Además de MIDA, participaron la Cámara de Comercio y el Centro Unido de Detallistas (CUD) en la audiencias legislativa.

Enid Monge, presidenta del CUD, coincidió en la urgencia que requiere la atención de este tema y recomendó igualmente la creación de mecanismos para regular los cargos que se cobran por estos servicios.

“Estamos frente a un tema de significativa relevancia para el gobierno y el país en general. La seguridad alimentaria de todos los puertorriqueños depende de la entrada de estos productos a la Isla, por tanto el mismo debe ser considerado uno de alto interés para el estado”, sostuvo Monge.