Vance Thomas encontró deuda millonaria y querellas sin atender en el Departamento del Trabajo

Por Frances Rosario / frances.rosario@gfrmedia.com 04/05/2013 | 11:08 a.m.
Vance Thomas indicó que se demoraron tres meses en agrupar las querellas para poder designar un mediador. (Archivo)  
El funcionario asiste a las vista de confirmación que se realizan en el salón Leopoldo Figueroa, en el Capitolio.

Una millonaria deuda por cobrar de $377,398,257.85 por concepto de seguro por desempleo, miles de querella de trabajadores sin atender y alquiler de oficinas que no tienen ningún uso son solo algunos de los problemas con los que se encontró el abogado independentista Vance Thomas cuando asumió el cargo de secretario del Trabajo.

 A la lista de problemas, el funcionario incluyó el hecho de que las agencias gubernamentales no cumplen con las legislaciones a favor de las personas discapacitadas y que no existía buena comunicación con los sindicatos.

Ese fue el diagnóstico que el funcionario dio del Departamento del Trabajo durante las vista de confirmación que realizó la Comisión de Relaciones Laborales, Asuntos del Consumidor y Creación de Empleos en el salón Leopoldo Figueroa en el Capitolio.

 Thomas busca ser confirmado al cargo que ocupó por tres años el ex secretario de la gobernación, Miguel Romero. Y según el respaldo que recibió de los senadores que comparecieron a la vista, este no tendrá problemas para ser confirmado en la sesión del próximo jueves, según informó el presidente de la Comisión, Luis Daniel Rivera Filomeno.

Sobre la millonaria deuda del desempleo, el funcionario indicó a la prensa que parte de la misma puede ser incobrable. Sin embargo, no supo detallar cuánto del dinero está perdido.

 “Un análisis de la situación real del cumplimiento de los pagos al seguro por desempleo refleja que actualmente la Oficina de Contribuciones enfrenta una deuda significativa que no se ha cobrado. Al 31 de enero de 2013, la oficina de contribuciones de Departamento tiene en deudas por cobrar la cantidad global de $377,398,257.85”, afirmó el funcionario en su ponencia.

Añadió que “esta deuda afecta directamente los fondos disponibles en la cuenta del seguro por desempleo en la Isla y los demás programas que se nutren de nuestra oficina tales como el Seguro por Incapacidad No Ocupacional Temporera, los fondos de subsidio salarial y las cuentas administrativas, entre otras”.

 El independentista dijo que la Oficina de Contribuciones de la agencia desarrolló un proyecto de cobro, que entre otras cosas, incluirá un banco de teléfonos que se dedicará a cobrarle a las agencias. No supo, sin embargo, indicar si ya ha recuperado alguna parte del dinero, por lo que la senadora estadista Migdalia Padilla le recordó que cuando acuda a las vistas de presupuesto se encargará de darle seguimiento al tema.

 Sobre las querellas, el funcionario detalló en su ponencia que “a nuestra llegada al Departamento nos encontramos con un cúmulo de 16,644 querellas radicadas, de las cuales 11,618 estaban asignadas a árbitros y 5,026 estaban en radicaciones sin asignación de ternas, ni selección de árbitros”.

Thomas indicó que se demoraron tres meses en agrupar las querellas para poder designar un mediador. Pese a este paso, aceptó que continuarán con los problemas para atender las quejas de los trabajadores, pues alegó que no cuenta con el personal que se encargue de evaluarlas.

 Dijo que la agencia solo tiene 22 mediadores y que si se solicita una vista para atender un caso, sería puesta en calendario para principios del 2014. Por ello, Thomas urgió a la Legislatura a que le asignen más dinero para contratar este personal especializado.

 “Dentro de muy poco se hablará de presupuesto, pues adelanto que estaremos solicitando un poco de dinero adicional para poder fortalecer esa área”, afirmó.

 Otro de los pasos que dará Thomas para fortalecer el Departamento del Trabajo será deshacerse de alquileres de oficinas que no se utilizan. Esto le economizará a la agencia $1 millón, según manifestó.

 Además, el funcionario prometió llevar una campaña para que las agencias cumplan con las regulaciones que se han establecido a favor de los discapacitados. Dijo que en muchos de los casos no se cumple ni con la obligación de tener un letrero que les explique cuáles son los derechos que tienen sobre el trato preferente.

 Otra de las metas del funcionario es crear paz laboral en la Isla y para ello, pidió al Gobierno que ponga de su parte.

 “Para adelantar la paz laboral del país en primer lugar el Gobierno tiene que ser honesto, transparente, y tiene que estar a disposición de diálogo con el liderato sindical del país”, sentenció el abogado independentista.

Antes de pintar este cuadro, el independentista recibió el espaldarazo del presidente del Senado, Eduardo Bhatia.

 “La confianza de Puerto Rico y la confianza del movimiento obrero y de los patronos tiene que construirse para tener un mejor país y nadie como Vance Thomas para hacer eso. Yo con mucho entusiasmo le voy a votar a favor del nombramiento”, sentenció.